Search

Nueva Agenda Urbana

Disponible Nueva Agenda Urbana

Está orientada a establecer el estándar mundial del desarrollo urbano sostenible para transformar la forma de construir y organizar las ciudades

 

El 20 de octubre de 2016, la Nueva Agenda Urbana fue adoptada en la conferencia Habitat III, de las Naciones Unidas sobre vivienda y sustentabilidad, en Quito, Ecuador.

 

Ésta es un documento orientado a establecer el estándar mundial del desarrollo urbano sostenible para transformar la forma de construir y organizar las ciudades, esto con el apoyo del sector privado y los diferentes niveles de gobierno.

 

El documento final ya se encuentra disponible en línea para descargarla en diferentes idiomas; este está dividido en apartados donde se explican las declaraciones a las que se llegó en la conferencia.

 

En ella se informa que, para el año 2050, la población urbana mundial se duplicará, lo que traerá fuertes repercusiones en los ámbitos económicos, ambientales, sociales y culturales. Esto plantea serios problemas de sostenibilidad en materia de vivienda, infraestructura, servicios básicos, seguridad alimentaria, salud, educación, empleos decentes, seguridad y recursos naturales, de ahí la importancia de seguir trabajando en medios para minimizar los impactos negativos que las ciudades puedan generar.

 

En la agenda se habla sobre el ideal común en cuanto a las ciudades y asentamientos sostenibles, los cuales deben cumplir con su función social para ofrecer vivienda adecuada con acceso a los servicios públicos y alentar la participación y generar un sentimiento de pertenencia entre todos sus habitantes.

 

Entre los principios y compromisos para llegar a esto se plantea erradicar la pobreza extrema, garantizar la igualdad de derechos y oportunidades, diversidad socioeconómica y cultural, así como la integración en el espacio urbano.

 

Un aspecto importante es garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, para lo cual hay que promover el uso de energías no contaminantes y la protección de la diversidad ecológica.

 

Nueva Agenda Urbana

 

En el documento, se reconoce que el desarrollo urbano y territorial sostenible es un elemento indispensable para alcanzar el desarrollo sostenible y la prosperidad para todos, por lo que los gobiernos se comprometen a trabajar a favor de un cambio de paradigma urbano hacia la adopción de un plan que reorientará la manera de planificar, financiar, desarrollar, dirigir y gestionar las ciudades y asentamientos humanos.

 

De igual forma se hace un llamado a la acción, donde aseguran que se trabajará en implementar la nueva agenda en los diferentes países según las diferentes capacidades y niveles de desarrollo de cada nación, así como de su legislación y prioridades.

 

También se dedica un apartado enfocado a las acciones que los gobiernos deben de seguir para establecer un marco de apoyo, donde se exige un entorno propicio y una amplia gama de medios de aplicación, incluido el acceso a la ciencia, la tecnología y la innovación y a un mejor intercambio de conocimientos en condiciones mutuamente convenidas, así como la capacidad y la movilización de recursos financieros.

 

Se expresa el apoyo hacia enfoques relacionados con el financiamiento de la urbanización y la mejora de la capacidad de gestión financiera en todos los niveles de gobierno mediante la aprobación de instrumentos y mecanismos concretos, necesarios para alcanzar un desarrollo urbano sostenible; a la promoción de mejores prácticas para captar y compartir el aumento del valor de la tierra y los bienes resultante de los procesos de desarrollo urbano, los proyectos de infraestructura y las inversiones públicas, así como a la creación de sólidos marcos jurídicos y normativos para préstamos nacionales y municipales sostenibles que estén basados en una gestión de la deuda sostenible y cuenten con el apoyo de ingresos y capacidades adecuadas.

 

La parte final del documento está dedicado a las medidas que se tomarán para el seguimiento de las políticas con el fin de asegurar la coherencia en los planos nacional, regional y mundial, evaluar los resultados y garantizar la aplicación eficaz de la agenda.

 

En este apartado se reconoce la importancia de los gobiernos asociados en el proceso de seguimiento y examen de la nueva agenda en todos los niveles, y se reitera la importancia del seguimiento de la nueva agenda para el examen de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible a fin de asegurar la coordinación y la coherencia en su aplicación.

 

Se invita a los países a que, cada cuatro años, los países informen sobre los progresos realizados, donde se proporcionará un análisis cualitativo y cuantitativo de dichos progresos. Este análisis se basará en las actividades de los gobiernos nacionales, subnacionales y locales, ONU-Hábitat, otras entidades competentes del sistema de las Naciones Unidas, interesados pertinentes que presten apoyo a la aplicación de la Nueva Agenda Urbana y los informes del Consejo de Administración de ONU-Hábitat.

 

Nueva Agenda Urbana