Search

Universitarios recuperan espacio público en Iztapalapa

Universitarios recuperan espacio público en Iztapalapa

Durante una semana de actividades, los alumnos de la UNAM recuperaron el adoquinado original y la pista de entrenamiento de tartán

La Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) puso en marcha el proyecto ‘Imagina, ordena, transforma’, cuyo objetivo es realizar labores comunitarias en beneficio de la Ciudad de México a través de 18 brigadas en las que participan alrededor de 600 universitarios.

Dentro de dichas jornadas, un grupo de 40 jóvenes estudiantes de arquitectura rehabilitó el camellón Josué Escobedo en la delegación Iztapalapa, con el apoyo de los habitantes y autoridades de la demarcación. Este espacio funciona como lugar de reunión y recreación para los vecinos; sin embargo, permanecía en condiciones de abandono y deterioro.

Por tal motivo, los universitarios se dieron cita en el sitio ubicado en las colonias Progresista y Unidad Vicente Guerrero. Durante una semana de actividades recuperaron el adoquinado original y la pista de entrenamiento de tartán, además de plantar nueva vegetación y colocar botes de basura elaborados con material reciclado; todo ello en colaboración con vecinos e integrantes de organizaciones civiles.

Ada Avendaño, coordinadora de Servicio Social y Práctica Profesional de la Facultad, encabezó las labores y destacó que los estudiantes de Arquitectura, Arquitectura del Paisaje y Urbanismo “eligieron esta brigada, al igual que pudieron hacerlo con otra para trabajar en una barranca en Tlalpan o en Tláhuac con el levantamiento de vivienda”.

“Uno de los aspectos importantes de nuestra participación es la interacción con la comunidad, porque queremos que sepa que puede recuperar sus espacios, y que no sólo es tarea del gobierno cuidarlos y mantenerlos”, agregó Avendaño.

El día de la inauguración del espacio público recuperado, los estudiantes de la UNAM intervinieron una de las torres de alta tensión que se encuentra sobre el camellón y colocaron una instalación colorida fabricada con materiales reciclados. Afirmaron: “El objetivo es dejar una muestra de lo que puede lograrse con escasos o nulos recursos económicos”.

Asimismo, la coordinadora de Servicio Social hizo énfasis en que trabajar con la comunidad conlleva muchos significados, dado que es retributivo, social y formativo: “Hoy los alumnos no reciben educación cívica en los colegios, por ello esta labor cobra relevancia, es parte de la formación cívica de los universitarios”.



Estudiante de Comunicación de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, con especialidad en Multimedia y Cultura. Apasionada por la radio, la música y la CDMX. Hablo mucho y río más, me gusta la cumbia, las chelas y el rock n’ roll.