Search

Suelo en los frentes costeros

En días pasados se llevó a cabo el Segundo Congreso Iberoamericano de Suelo Urbano, organizado por un comité conformado entre otros, por el Colegio Mexiquense, la Federación Iberoamericana de Urbanismo y el Plan Maestro para la Revitalización integral de La Habana Vieja. En esta ocasión el congreso tuvo lugar en La Habana Cuba, ciudad que vislumbra muchos cambios y se encuentra en la necesidad de aprender de las buenas prácticas internacionales para la adecuada valorización del suelo en los frentes de agua.

El Congreso dio cita a una gran diversidad de expertos en temas de suelo, específicamente relacionados con zonas portuarias. Expertos de Brasil, Italia, España, Argentina, México, Cuba, entre otros países, se dieron cita durante tres días para discutir los retos y las potencialidades de las ciudades con frentes de agua.

En el caso de México, nuestro litoral costero es de más de 11 mil kilómetros de extensión; 17 de las 32 entidades federativas tienen apertura al mar y representan 56 por ciento del territorio nacional además de que contribuyen con 36 por ciento del PIB nacional. Los 150 municipios con frente litoral tienen un importante reto por el cambio climático. Se vislumbran panoramas críticos si no se toman medidas de resiliencia en las ciudades para prevenir desastres pero sobre todo para estar preparados para hacer frente a situaciones de riesgo o complejas de cualquier índole.

De acuerdo con la Semarnat, la dinámica poblacional de las zonas costeras de México sigue las tendencias mundiales, que indican un desplazamiento de las poblaciones hacia estas zonas. En nuestro país, en el año 2005 la población de los estados costeros fue de 47 millones de habitantes y se espera que para el año 2030 aumente a 55 millones (Conapo, 2006). La población de los municipios costeros creció en el período 1995-2005 a una tasa de 33.4 por ciento, mientras que la tasa de crecimiento de los municipios urbanos fue de 44.9 por ciento.

Por lo anterior, la planeación de los frentes de agua no deberá quedar de lado en las políticas de suelo implementadas en nuestro país. Es fundamental atender los requerimientos de las ciudades con frentes costeros y contemplar los elementos que hacen a estas ciudades únicas. Temas a considerar serán los aspectos ambientales, la valorización del suelo, los aspectos económicos, la relación puerto o frente de agua-ciudad entre otros.

Durante el Congreso, además de conferencias magistrales donde se presentaron buenas prácticas en la recuperación de los frentes de agua, se llevaron a cabo mesas de trabajo sobre tres vertientes, gestión urbana, suelo público vs suelo privado y uso responsable del suelo urbano.

Algunos casos de éxito que se presentaron fueron la recuperación de los frentes costeros de Barcelona, Bilbao, Oslo, Copenhague y Helsinki por mencionar algunas. El caso de Helsinki destaca por el traslado de la zona portuaria (Puerto Sur) a una zona de mayor conectividad para la llegada de barcos con un gran cuidando de los aspectos ambientales y tomando en cuenta la necesidad de la población por vivir cerca de esta zona, conectar el centro de la ciudad y poder disfrutar del frente marítimo.

El proyecto Puerto Sur se sometió a un concurso internacional en 2011 donde se recibieron 200 propuestas y quedaron cuatro propuestas finalistas que definirán el proyecto. Se trata de 250 hectáreas que serán renovadas para desarrollar 4.5 millones de metros cuadrados de zonas residenciales y 2.5 millones de metros cuadrados para comercio y servicios. Esto significa 100 mil nuevas viviendas en la zona. Es destacable que muchas de las ideas para el proyecto fueron producto de un amplio proceso de participación ciudadana que permitió definir el programa de necesidades.

Algunas recomendaciones para la recuperación de frentes de agua hechas por Rinio Bruttomesso, expositor magistral de Italia, fueron asegurar la accesibilidad del público al frente de agua, asegurar la calidad del agua, promover la diversidad de actividades y estudiar las experiencias internacionales para lograr proyectos de envergadura que promuevan el desarrollo económico de la ciudad.

Silvia Mejía Reza,

Maestra en Arquitectura y Urbanismo