Inicio / Infonavit / Retos y oportunidades del Infonavit: una visión desde la IP

Retos y oportunidades del Infonavit: una visión desde la IP

Infonavit | Revista Vivienda |

De acuerdo con empresarios, Infonavit está llamado a ser un factor fundamental ante el desafío de brindar un hogar a los trabajadores

En México, la industria de la vivienda ha atravesado diferentes etapas. Sin embargo, no se podría hablar del avance en temas habitacionales sin la participación del Infonavit.

El Infonavit ha sido un jugador clave para México. Pero, hacia delante, ¿cuál es el papel que deberá jugar este organismo?

Para debatir en torno al tema, diversos empresarios compartieron visiones y perspectivas sobre los retos que vienen para la industria de la vivienda y el Infonavit; además de compartir un balance de lo que este Instituto ha representado en 50 años de vida.

En un diálogo convocado por el arquitecto Horacio Urbano, presidente de Centro Urbano, importantes desarrolladores como Enrique Vainer, Director General de Grupo Sadasi; Marco Salazar Peñuñuri, Director de Finanzas de Vidusa; Aurora García León, Directora General de Derex; José Luis Solórzano García, Presidente del Consejo de Administración de Grupo Herso; y Sergio Leal Aguirre, Presidente del Consejo de Administración de Inmobiliaria Vinte, se reunieron para intercambiar opiniones al respecto.

En primera instancia los empresarios reconocieron que  hablar de vivienda en México, invariablemente es hablar del Infonavit.

En ese sentido, Aurora García León destacó que el Infonavit es una institución única en el mundo, que aglutina los ahorros dados por los patrones a nombre de sus trabajadores con el fin específico de proveer vivienda.

Gracias a los aportes de dicha institución, recordó,  se han logrado colocar 12 millones de créditos a lo largo de 50 años de historia. Debido a ello, uno de cada tres mexicanos vive en una vivienda financiada por el Infonavit.

Sin embargo, esto no fue así desde el principio. Enrique Vainer destacó que en 1993 el Infonavit otorgaba vivienda a los trabajadores de forma poco conveniente. Vainer ejemplificó que anteriormente se entregaban casas en Xochimilco, mientras que el trabajador laboraba en Tlalnepantla o Cuautitlán, lo que hacía difícil el traslado de un extremo a otro.

Por otra parte, para aquellos que se encontraban en el sector vivienda como no constructores o contratistas, competían en un mercado abierto en el que se podía otorgar vivienda hasta en un 30% por debajo del precio. Estas acciones provocaban que el Infonavit se descapitalizará.

“¿Qué es lo que sucedía? El Infonavit se descapitalizaba, las casas eran caras, era un esquema de constructores”, declaró Vainer.

Para lograr una transformación en materia de vivienda, el Infonavit tuvo que atravesar diferentes circunstancias que mejoraron la adaptación de la institución. José Luis Solórzano García destacó que esto se ha logrado gracias a que el Instituto integró todas las partes que conforman la cadena de valor. Debido a ello, se convirtió en un gran facilitador para que los trabajadores adquieran una vivienda que se adecue a sus necesidades.

“Cómo decía Aurora, el Infonavit es una institución única en el mundo, que converge en más de 37 ramas de la economía dentro de un producto (vivienda). Y, que también trata de generar riqueza para los que no la tienen, darle patrimonio, un beneficio social con legalidad”, destacó José Luis Solórzano.

Enrique Veiner aseguró que esto se debe a una evolución constante, lo que ha llevado a los involucrados en la vivienda a profesionalizarse cada día más. Además, mencionó que otra de las herramientas que ayudaron a la vivienda en México fue la creatividad.

“El Infonavit antes era uniproducto y ahora ha evolucionado para convertirse en un organismo multiproducto, todo en beneficio de los trabajadores”, agregó Vainer.

Asimismo, parte de la mejoría presenciada en el instituto se debe al crecimiento de la industria interesada en la vivienda. En ese sentido, Aurora García destacó que la diversificación del portafolio de créditos es un tema importante que logró el crecimiento de la institución. Ya que, este se enfoca en tratar de comprender las necesidades de la población que engloban una masa crítica de ahorradores activos y gente que en su momento ahorró.

“Tengo entendido que existen más de 72 millones de cuentas activas e inactivas. Es un mundo de gente que alguna vez estuvo dentro de Infonavit, con necesidades diversas, por ello, el instituto se ha enfocado en evolucionar”, agregó la Directora General de Derex.

Desafíos

A pesar de los grandes éxitos en materia de vivienda que se han logrado gracias al Infonavit, aún existen retos para el sector, el principal, mencionado por los panelistas es la escasez de vivienda social o de bajo costo.

José Luis Solórzano aseguró que existen muchas personas que necesitan vivienda, pero que no han podido adquirir una por faltantes de 25,000 o 30,000 pesos. Esta cantidad, dijo, hace la diferencia entre tener o no esa vivienda, por lo tanto, para atacar esa problemática se deben buscar subsidios que atiendan las necesidades de los habitantes.

Por su parte, Marco Salazar Peñuñuri destacó que después de toda la evolución del Infonavit, la aportación de ingresos por parte de los derechohabientes es un reto de suma importancia. Sumado a ello, la escasa oferta para adquirir una vivienda a bajo costo es un reto inminente que el fondo para la vivienda planea afrontar.

“Como interesados en la vivienda, tenemos una gran función que es encontrar en conjunto con el Infonavit, con los municipios, con los estados y con las diferentes participantes en la cadena para tratar de lograr bajar un poco esos costos directos e indirectos y lograr que una parte de ese segmento que hoy no pueden, pues puedan”, aseguró Marco Salazar.

Por otra parte, la vivienda tiene que afrontar las nuevas necesidades de la sociedad. Bajo esta premisa, la sociedad se ha inclinado cada vez más en remodelar y rentar vivienda ya construida. Sin embargo, no existen productos que hagan frente a estas nuevas necesidades.

Ante la problemática, Enrique Veiner declaro que las instituciones privadas deben adaptarse a los cambios de productos, esquemas, funcionarios, políticas, entre otras vertientes que relacionan a la vivienda. Para ello, el Director General de Grupo Sadasi propuso mejorar las reglamentaciones en torno a la vivienda de interés social. Con ello, se podría mejorar los precios de construcción y en consecuencia, los precios de salida para los compradores.

Sin embargo, Veiner aseguró que aquellos realmente interesados en el sector son empresas que ven a largo plazo el horizonte de la vivienda. Por lo tanto, son los principales actores que buscan mejoras en el mercado, que se interesan por los habitantes y por el entorno que los rodea.

“No estamos nada más para que nuestra empresa valga más y después ver qué sucede, sino pensamos en una empresa que trascienda más allá de nosotros y de generaciones, se busca estructura”, afirmó.

En torno a la problemática y la disposición de los interesados en el sector vivienda, Sergio Leal Aguirre mencionó que el futuro de la vivienda y de Infonavit dependen del tripartidismo que logró la Institución. Ya que, en 50 años se abrieron oportunidades nunca antes vistas para la vivienda en México, debido a que las acciones lograron los correctos financiamientos para los derechohabientes.

Además, mencionó que, para los próximos 50 años, la institución se convertirá en una de primer nivel adecuada a las tecnologías, con una alta capacidad de cambio.

Para reafirmar esta premisa, Aurora García destacó que si se cuida el tripartidismo y la independencia de Infonavit se podrá trabajar de manera correcta, ya que, la institución otorga un espacio de reflexión donde se da un diálogo y un enriquecimiento a las diferentes perspectivas del sector.

“Yo me apegaría a que deberíamos de conservar su esencia, lo que lo ha hecho funcionar, lo que lo ha hecho crecer, lo que lo ha hecho ser exitoso es el tripartidismo, en mi opinión”, finalizó.

Publicado en Revista Vivienda, año 19, nún 137, mayo-junio 2022

Publicado en Revista Vivienda, año 19, nún 137, mayo-junio 2022

Tags

Jackeline Valle

Becaria en Centro Urbano. Egresada de la Licenciatura en Comunicación y Cultura por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Interesada en cine y la cultura. Apasionada de los deportes electrónicos y el desarrollo de medios audiovisuales.


Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas y mostrar publicidad personalizada.