Search

El Cosquín Rock y la Patria Grande

El Cosquín Rock y la Patria Grande

El pasado mes de febrero se realizó en Guadalajara la primera edición en México del Festival de Música Cosquín Rock, evento nacido en Argentina y que buscó impulsar un intercambio cultural entre ambas naciones.

En el evento, encabezado por bandas mexicanas, que compartieron escenarios con grupos argentinos de gran relevancia, existió un mensaje central ante un contexto de turbulencia para México con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos: caminar hacia la unificación de América Latina.

El Cosquín Rock mexicano se realizó a un mes de que el magnate norteamericano llegara a la Casa Blanca, en un contexto de amenazas en contra de la nación mexicana.

La idea de que México volteé al sur e impulse la unión de los países latinoamericanos, con lo que se logre la conformación de un gran bloque, no ha sido nueva y sí latente desde hace varias décadas.

La consolidación de la Patria Grande, esa que Bolivar soñó, ha estado en el imaginario de generaciones con el ideal de lograr que los pueblos latinoamericanos exploten sus fortalezas y dejen la dependencia existente con otras regiones.

Ante el ascenso de Donald Trump, esta idea resurgió con cierta fuerza, con la premisa de encabezar esfuerzos y, al igual que los países europeos, por fin estrechar lazos en beneficio de los pueblos.

La idea de la Patria Grande debe concebirse como la imagen de que los países latinoamericanos comparten características ideológicas y culturales, base para el nacimiento de este pilar, a la larga, económico.

En este escenario me quedo con la reflexión del expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, al participar en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) – Unión Europea en 2015:

“La Patria Grande, como llamamos a nuestra América Latina unida, también es impostergable. Tal vez, los europeos tendrán que explicar a sus hijos por qué se unieron, pero nosotros tendremos que explicarles a los nuestros, porque nos demoramos tanto”.

 



Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Ferviente seguidor de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.