Search

El Blog: Se nos fue el tren

Por Silvia Mejía Reza*

En días pasados el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray anunció la suspensión del proyecto del tren México-Querétaro y la cancelación del Tren Transpeninsular. La noticia nos ha sorprendido a todos, sobre todo cuando vislumbrábamos una administración con una gran inversión en infraestructura que va de la mano con las acciones de desarrollo económico, el fortalecimiento regional y las estrategias nacionales de desarrollo que tanto se han pronunciado en los últimos años.

Aunado a un fuerte plan de infraestructura, la Sedatu publicó los Programas Regionales de Desarrollo Centro, Norte y Sur-Sureste 2014-2018 cuyo objetivo es impulsar el desarrollo de las regiones para promover el crecimiento equilibrado de las entidades.

La importancia de detonar el desarrollo regional de la zona centro es fundamental para el país. Una región que posee 50 por ciento de los mil 636 atractivos turísticos del país; la zona donde predomina la población urbana nacional, 81.8 por ciento; donde se mantienen los niveles superiores en educación, salud y además posee la mayor infraestructura de nivel técnico, superior y de investigación del país.

Esta región, es además la que incluye los principales sectores de maquinaria, equipo, alimentos, bebidas que contribuyen al 32 por ciento del PIB nacional, además de contar con una diversidad de clusters en los sectores automotriz autopartes, alimentos y bebidas, aeronáutica, electrónica-software y textil-vestido (Datos del PRDC-Sedatu).

Sin embargo, para detonar este desarrollo es fundamental promover el fortalecimiento de la infraestructura y los servicios de enlace y la conectividad, que es el Objetivo 5 de dicho programa. La red ferroviaria de nuestro país no ha tenido crecimiento durante los últimos 15 años. Es sin duda, uno de los sistemas de conectividad que han demostrado ser los más sustentables y viables.

El PRDC tiene contemplados dentro de su Objetivo 5, proyectos estratégicos hacia el 2030 en diversos sectores como de infraestructura carretera, plataformas logísticas, y en particular los de infraestructura ferroviaria que son cinco, incluyen el tren rápido Querétaro- Ciudad de México (Sedatu).

En un comunicado reciente la Comisión Europea publicó nueve estudios donde se analiza la importancia del desarrollo del transporte en Europa hasta el 2030. Los estudios indicaban la necesidad de desarrollar infraestructura con una inversión aproximada de 700 billones de Euros haciendo énfasis en la consolidación de corredores regionales a través de sistemas de transporte inteligentes. Esto implicó el análisis de los sistemas existentes: miles de kilómetros de trenes, carreteras, conexiones fluviales, puertos, aeropuertos y otras terminales; para determinar y entender las necesidades y encontrar una metodología común de desarrollo.

Derivado de los estudios se llegó a 10 proyectos, TEN-T1, que tendrán una inversión de 315 billones de euros. Un plan de inversión en la infraestructura que busca maximizar la conectividad de la UE para incrementar su desarrollo económico, el empleo y la competitividad. Un plan que busca hacer frente a la crisis económica de la que lentamente se recupera y donde la lección aprendida es la necesidad de apostar por una mayor conectividad, eliminar las barreras para detonar los mercados. Esta inversión incluye 15 mil km de red ferroviaria de alta velocidad.

 

*Maestra en Arquitectura, consultora de ONU Habitat y profesora del TEC de Monterrey

@silviamreza