full screen background image
Search

Consolidar APP, reto de CMIC para 2017

Consolidar APP, reto de CMIC para 2017

De acuerdo con Gustavo Arballo, a pesar de existir un recorte en el presupuesto federal para infraestructura, la participación de la iniciativa privada y la inversión extranjera directa podrán equilibrar el escenario

Para 2017, la prioridad de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) será consolidar la participación de empresas medianas en el esquema de Asociaciones Público-Privadas e impulsar la creación de un banco de proyectos en el país, señaló Gustavo Arballo, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

En entrevista con Centro Urbano, Arballo destacó que en México existe una gran cantidad de empresas medianas con la capacidad de participar en esquemas de este tipo, con lo que se podría dar impulso a la industria.

“Buscamos consolidar los esquemas de Asociaciones Público-Privadas, pero de menor cuantía. Denominamos de menor cuantía porque lo que buscamos es mayor participación para las empresas medianas. Es decir, en el país existen una cantidad importante de empresas medianas que ya quieren transitar o están transitando con gobiernos corporativos, con una nueva cultura empresarial, que entonces permite que por sí mismas, o a través de alianzas estratégicas, puedan llevar a cabo esquemas de ésta naturaleza”, dijo.

Arballo consideró que en el país se podrían detonar el desarrollo de un gran número de proyectos a través de la APP con empresas medianas. Dijo que en México existen muchas necesidades que se podrían cubrir con este esquema.

“No necesariamente tienen que ser proyectos de miles de millones de pesos. Este país tiene muchas necesidades. Tal vez cuando hablamos de cuantías medianas o menores estemos hablando de proyectos de 200,000 o 300,000 millones de pesos que, estamos seguros, en México existen las empresas que lo puedan hacer (…) buscamos la cultura de la asociación, sobre todo entre empresas mexicanas que, aliadas, pueden conseguir mejores cosas”, apuntó.

En cuanto al banco de proyectos, el Presidente de CMIC consideró que es necesario poner énfasis en la planeación y dejar de depender de las “buenas ideas”.

“Al ser la planeación un problema importante, lo que debemos enfatizar es en generar mejores modelos. Pero también buscar inversiones en banco de proyectos, es decir que dejemos de tener ideas o muy buenas ideas y pasemos a invertir en proyectos ejecutivos”, dijo.

En este sentido, añadió que desde la CMIC se busca, de cara a 2018, incidir en políticas públicas que detonen el crecimiento del sector y mantengan la certeza para los inversores.

“La CMIC, como organismo empresarial de propuesta, lo que pretende es incidir en políticas públicas hacia fines de 2017 de cara a una transición o cambio de gobierno; las políticas públicas que deben seguir dando la certidumbre, por un lado, a la inversión, pero por otro, a la complementariedad que hay entre todas las ramas de la industria, que se puedan seguir dando y de esta manera la construcción siga siendo un importante motor de desarrollo además de generar fuentes de empleo”, detalló.

Perspectiva 2017

Ante un escenario de incertidumbre, la banda de crecimiento para la industria de la construcción en México se ubica entre menos 1 a más .5%, señaló Gustavo Arballo.

El Presidente de la CMIC destacó que el recorte en el presupuesto federal para infraestructura, así como el aumento en el precio de insumos generan un contexto de retos que provoca una reducción de metas.

“2017 se prevé como un año complicado para la industria de la construcción, por la baja de la inversión. En primer lugar, la baja del recurso público va a traer como consecuencia una disminución de metas de diversas dependencias que tradicionalmente habían trabajado e incrementándose”, dijo.

Arballo destacó que factores externos, como el cambio de gobierno en Estados Unidos, así como el incremento en tasas de interés y precio de combustibles han ocasionado el alza en los precios de insumos. Dijo que si el nivel de inflación en México se ubica en 4.5%, para la industria de la construcción este indicador se posiciona en 12 por ciento.

“Eso hace que los costos de construcción, que por cierto nosotros trasladamos al último sector, provoque que se tengan que reducir metas porque recurso adicional no va a ver. De tal suerte que la banda de crecimiento para 2017 se prevé de un menos 1 a más .5%, es una banda amplia, pero finalmente todavía hay que esperar, estamos concluyendo el primer trimestre de 2017. Hay que esperar que se asienten algunas cosas para revisar cuál va a ser el resultado”, apuntó.

En este sentido, Arballo añadió que la participación del sector privado podrá equilibrar el escenario de recortes en 2017. Añadió que la inversión extranjera directa representará dinamismo para el sector.

“La participación del sector privado en diferentes tipos de construcción e inversión viene a equilibrar al menos un poco esta baja que se da en el sector público (…) La inversión extranjera directa había venido al alza en los últimos años. Seguramente este factor de los EU hace que las inversiones sean todavía cautas en este país. Sin embargo, prevemos que no necesariamente van a tener una reducción tan drástica. Sólo es cosa de asentamientos, de definición de algunas otras políticas.

“Hemos escuchado ya algunas inversiones que están interesadas en llegar a nuestro país, cuando llega una inversión extranjera directa lo primero que toca en este país se llama construcción, porque hay que preparar terrenos, construir plantas, naves”, señaló.



Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Ferviente seguidor de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.