Search

Concluyó la exposición “100 años de una artista: Leonora Carrington”

Concluyó la exposición “100 años de una artista: Leonora Carrington”

La exposición fue la primera de las actividades con las se rendirá homenaje a la artista por el centenario de su nacimiento

La muestra “100 años de una artista: Leonora Carrington” montada en la Biblioteca de México concluyó este fin de semana; no obstante, es la primera de las actividades a realizarse durante el año de conmemoraciones por el centenario de nacimiento de la artista surrealista.

Gabriel Weisz Carrington, hijo de la pintora y curador de la exposición, destacó que se prepara una magna exhibición de la también escultora y escritora, a mediados de abril de 2018 en el Museo de Arte Moderno (MAM), en la que colaborará el Palacio de Bellas Artes, la cual promete ser la más importante que se ha hecho hasta ahora.

Para esa próxima muestra, se expondrán más de 150 obras, en su mayoría pinturas, algunas nunca antes vistas en nuestro país. Entre los trabajos destacados está el autorretrato de Leonora Carrington que pertenece al Museo Metropolitano de Arte, en Nueva York.

Asimismo, durante la clausura de la exposición, se planteó que la Biblioteca de México cuente con un centro de consulta, digital y presencial, del archivo de la Fundación Leonora Carrington. El director del recinto, Jorge Von Ziegler, señaló que el proyecto podría ponerse en marcha el siguiente año; además destacó que la edición anual del concurso de lectura y dibujo infantil organizado por la biblioteca, está dedicado a la artista y ya han recibido más de 3 mil trabajos, el doble que en 2016.

Como parte del cierre de actividades de la exhibición, Weisz Carrington ofreció una conferencia titulada “Leonora, la que no era musa”, en la que habló sobre el simbolismo de esa figura femenina ideal y cómo se asocia a la pasividad de la mujer en diversos contextos: “Leonora rechaza la identidad de la musa con la que algunos han querido definirla”.

Dada la corriente artística a la que perteneció su madre, destacó que “el surrealismo puso en duda todas estas ideas sobre la musa, porque la manera en que se definía este movimiento era la oposición a convenciones estéticas; esto incluía todos los contextos políticos que se encuentran en las artes”.