Search

Centros Comerciales, ¿nuevo motor inmobiliario en México?

Centros Comerciales, ¿nuevo motor inmobiliario en México?

Por Jaume Molet Pérez

Con muchos detractores que los acusan de fomentar el alto consumismo en la sociedad mexicana, el desarrollo de grandes centros comerciales en México vive un momento determinante pues en los últimos años tal ha sido su crecimiento que en 2016 por primera vez el subsector inmobiliario de la vivienda no fue el que reportó más ganancias ni inversiones, el año pasado el subsector comercial se llevó el primer lugar.

Son cerca de 600 los centros comerciales que ponen a México como el país que más recintos de este tipo aloja en toda América Latina, esto de acuerdo con información de United Bussiness Media. Con 16.2 millones de metros cuadrados rentables, en 2016 fueron 38 los nuevos centros comerciales que atrajeron 25 mil millones de pesos en inversiones. Se proyecta que el dinamismo del subsector inmobiliario comercial durará mínimo 10 años más.

Durante 2016, en Lamudi la oferta de espacios comerciales rebasó los 20 mil anuncios, de estos la mayor concentración se dio en Nuevo León, Estado de México, Querétaro, Ciudad de México y Coahuila, este 2017 el ranking continúa siendo encabezado por estas cinco entidades, sin embargo, a últimas fechas ciudades como Puebla, Mérida y la Riviera Maya comienzan a dibujarse como verdaderamente atractivas para el desarrollo de grandes espacios comerciales.

En el siglo XXI, los nuevos centros comerciales en México aparecen como espacios con una función social y urbana en sustitución a las antiguas plazas de pueblo, se trata de lugares de convivencia y esparcimiento, es el nuevo barrio, la ciudad dentro de la ciudad.

Buscando asentarse cerca de los centros poblacionales, nacen para darle dinamismo a la ciudad, su construcción aparece como parte de la solución al desarrollo urbano descontrolado, ya no se trata únicamente de grandes centros comerciales, la tendencia inmobiliaria aglutina en un mismo espacio, en una misma obra, plazas comerciales con corporativos, edificios residenciales, hospitales y hotel.

Así, los usos mixtos aumentan la productividad del suelo en tiempos en que el costo de la tierra se incrementa y disminuye su disponibilidad para nueva edificación y nuevos flujos de inversión tanto nacional como extranjera. En un mismo espacio conviven entornos: laboral, residencial y recreativo, los usos mixtos maximizan el espacio, suprimen largos recorridos y permiten a los inversionistas ver el retorno de su apuesta a más corto plazo.

Buscando incentivar la movilidad, la sustentabilidad y la generación de empleos la presencia de centros comerciales en ciudades grandes, medianas y pequeñas, impulsa la construcción de vivienda, mejoras en la infraestructura vial, en los servicios, llevando a una optimización en la calidad y nivel de vida de las zonas en donde se desarrollan y erigen.

El sector inmobiliario mexicano y la Inversión Extranjera Directa (IED) tienen confianza en los buenos resultados que se pueden tener si se continúa actuando bajo esta línea de desarrollo inmobiliario, tan sólo en la Ciudad de México se planea que en 2017 al menos 15 nuevos centros comerciales sean inaugurados y ciudades como Mérida y Puebla están desarrollando espacios de usos mixtos que integran ferias, áreas verdes con espacios deportivos además de prestigiosas tiendas.

El panorama de rápida expansión de centros comerciales en México debe de actuar con precaución sin dejar de ser propositivo e innovador pues pese al vasto mercado que existe, el comercio tradicional, los malls tienen en el e-commerce una competencia real que no hace sino fortalecerse con el paso del tiempo, después de todo el siglo XXI no es otra cosa sino la consolidación de la Era Digital.

Para el International Council of Shopping Centers el nivel de competencia que representa el e-commerce para las plazas comerciales es grande y es precisamente de ahí de donde el sector debe toma fuerza para empujar nuevas propuestas que incluyan áreas de entretenimiento, zonas verdes, restaurantes.

Se trata de hacer que los centros comerciales ofrezcan a los compradores y usuarios experiencias de vida y no sólo productos, en México creaciones como Toreo Parque Central con su pista de hielo y la feria en la nueva plaza Las Antenas son claros ejemplos de cómo el sector enfrenta la amenaza de sitios como Amazon e Ebay, después de todo tan sólo entre 2012 y 2014 el e-commerce registró un aumento del 40% y se calcula que para 2030 represente el 28% del comercio minorista total.

La realidad es contundente, la amenaza de una tendencia al alza del uso del e-commerce también, para muestra sólo basta voltear a ver a Estados Unidos, país donde existe una verdadera reducción de visitas a las tiendas tradicionales al tiempo que disminuye la apertura de nuevos establecimientos.

México es un país con 65 millones de internautas y ha sido colocado en el número 17 del ranking de los mercados online más atractivos a nivel mundial según el A.T. Kearney´s 2015 Global Retail E-Commerce Index, con todo y que tan sólo el 36% de los internautas en México utilizan la herramienta de comercio electrónico.

Se espera dicha tendencia únicamente crezca en los próximos años por lo que el reto para los desarrolladores inmobiliarios enfocados en los espacios comerciales es grande y el tiempo será el encargado de mostrarnos como es resuelve la, hasta ahora, pugna entre el e-commerce y el comercio tradicional pues expertos han comenzado a hablar de la futura construcción y consolidación del omnicanal como estrategia para triunfar en el sector comercial.

 

 

Twitter: @MoletJaume

Mail: [email protected]

Jaume Molet Pérez es egresado de la Universidad Politécnica de Cataluña obteniendo el título de Ingeniero industrial. Por más de 10 años, Jaume ha sido consultor de estrategia y operaciones en grandes firmas de nivel internacional como AT Kearney, desarrollando estrategias de negocio para las firmas en Alemania, Reino Unido, Arabia Saudita y México, en el mercado Latinoamericano. Actualmente Jaume es Director General para Lamudi México.