Search

Vivienda cerrará 2020 con mejores números a los esperados

El contexto de la postpandemia abre un escenario interesante para que los desarrolladores escuchen a sus clientes y produzcan la ‘vivienda de la siguiente generación’

A ocho meses de haber iniciado la pandemia, el sector de la vivienda registra un mejor desempeño a lo esperado con la llegada del Covid-19. Este escenario permite vislumbrar que el cierre de año tendrá un resultado más optimista de lo que se pudo barajar en marzo.

Al respecto, de acuerdo con Gene Towle, socio-director de Softec, de cara al cierre de año, las perspectivas de la industria para el final del ejercicio han cambiado. Y es que, destacó, contrario a lo presupuestado por el impacto de la contingencia, la dinámica del mercado no sufrirá una caída tan pronunciada.

Mejor Resultado

En entrevista con Revista Vivienda, el especialista señaló que desde julio, la dinámica en la venta de vivienda comenzó a cobrar un ritmo importante. Esto, dijo, permite pensar que el sector terminará el año con 190,000 unidades vendidas, y no con 130,000 como fue el pronóstico al inicio de la emergencia sanitaria.

“El primer cálculo que hice en abril, ya con el impacto del Covid-19, decía que en 2020 se iban a vender 136,000 casas. En enero, la perspectiva era que en el año se colocarían 200,000.

“Ahorita me da mucho gusto comentarles que después de ver, primero, los resultados a julio, que es lo que ha reportado hasta ahorita la Conavi, llevábamos 131,000 viviendas escrituradas nuevas. Y si agregamos la expectativa de las viviendas que se han vendido en agosto, septiembre y octubre, nosotros pensamos que el año va a acabar más cerca de las 190,000 unidades. Entonces no va a ser un año tan malo como habíamos pensado”, apuntó.

Con esto, el sector de la vivienda cerraría la brecha de un pronóstico que vaticinaba al inicio de la pandemia, una caída de alrededor 40% en las ventas, esto en comparación con 2019. Y es que, de acuerdo con las cifras de Softec, en el año anterior se vendieron 242,00 viviendas. Así, con este nuevo pronóstico para el cierre de año, la baja en las ventas rondaría el 20 por ciento.

Potenciar la oferta

A pesar de este mejor escenario para la industria de la vivienda, a decir de Gene Towle, en el panorama aún hay retos importantes por resolver. En este sentido, señaló, la industria deberá poner atención en la caída de los niveles de producción.

Sobre el tema, el especialista expuso que por lo menos desde 2008, la industria presenta una tendencia a la baja en la construcción de nuevas viviendas. Este escenario, dijo, ha impactado en la dinámica del mercado, pues señaló, no se puede vender lo que no se tiene.

En relación, explicó que para 2021, la industria todavía podría hacerse más chica. Y es que, abundó, si se compara con otros procesos de crisis, costó un tiempo poder retomar el inicio de una buena cantidad de nuevos proyectos.

“Lo que nosotros pensamos es que vamos a ver que el mercado se va a seguir haciendo más chiquito en lo que arrancan o podemos arrancar proyectos nuevos. Y eso va a tomar un rato.

“La vez pasada cuando tuvimos la contracción entre 94 y 95, al mercado le tomó de 95 al 99 recuperar el volumen que tenía en 94. Cuando tuvimos la contracción del 2007, el valor de mercado que teníamos en 2007 lo recuperamos por ahí del 2016, 10 años después”.

No obstante, dijo, habrá algunos temas por atender para tratar de revertir esta situación. Por un lado, consideró, será necesario generar los mecanismos que permitan a las familias tomar más crédito. Y esto, no sólo se tendrá que enfocar a familias que buscan su primera vivienda, sino lanzar productos de crédito que impulsen la movilidad, para que familias que tengan una vivienda, busquen comprar una nueva.

Desafíos

Por otro lado, añadió, será necesario poner atención en el tema del suelo desarrollable. Señaló que hoy este es un recurso que se agota, por lo que abriría una venta para que se generen firmas que se dediquen a generar suelo apto para la construcción.

Por otro lado, manifestó, el escenario postpandemia también trae consigo oportunidades. Una de ellas, explicó, es que los desarrolladores escuchen a sus clientelas y puedan comenzar a diseñar la vivienda de la siguiente generación.

“Ahorita es un muy buen momento para escuchar a los clientes y armar proyectos de la siguiente generación. Es una gran oportunidad que estoy viendo. Por ejemplo, algunos amigos desarrolladores en vez de ofrecer salón de usos múltiples en los proyectos, lo que están haciendo es poner cuartos de coworking para que la gente; en vez de trabajar en la sala, en la mesa de la cocina, se vaya a un lugarcito que, aunque esté en un mismo conjunto, se ha separado de donde viven.

“Estamos viendo cómo le están metiendo redes de fibra óptica a todo tipo de productos; vemos cómo la gente está metiendo sistemas de energía solar; estamos viendo el renacimiento del suburbio, y el suburbio no como una marca de ciudad dormitorio, sino como la ciudad periférica. Si dejamos de vernos el ombligo de la angustia, tenemos la oportunidad de crear cosas nuevas muy padres”.

 

Este texto se incluye en la edición 128 de Revista Vivienda

Portada Vivienda 128



Editor en Jefe de Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.