Search

El bien social debe prevalecer sobre el bien particular: Fajardo

La Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de Sedatu comienza un nuevo ciclo. Y es que, Daniel Fajardo, fue designado como nuevo titular de la dependencia, quien llega al relevo de Carina Arvizu

Caminar en el objetivo de recuperar la rectoria del Estado en materia de desarrollo urbano, así como impulsar un proceso serio para actualizar las capacidades técnicas de los municpios en esta materia, son parte de las estrategias que impulsará la Subsecretaría de Desarrollo urbano y Vivienda en la nueva etapa que comienza, bajo el mando de Daniel Fajardo.

El nuevo Subsecretario platicó con Revista Vivienda sobre las prioridades y retos que observa en el panorama. En tal sentido, dijo, uno de los encargo especificos hechos por el titular de la Sedatu, Román Meyer, tiene que ver con impulsar el Programa de Mejoramiento Urbano.

Nueva etapa

Fajardo señaló que desde el inicio de la presente administración, desde Sedatu se ha hecho hincapie en la necesidad de que el Estado recupere la rectoría sobre el territorio, en aras de impulsar un proceso efectivo de ordenamiento. El funcionario añadió que bajo esta premisa se ha trabajado a través de distintos mecanismos, uno de ellos, el Programa de Mejoramiento Urbano (PMU).

El Subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda indicó que dicho programa se trata de generar intervenciones urbanas de más alta calidad en comunidades de escasos recursos y colonias con altos niveles de marginación y violencia.

“Se trata de identificar las ciudades de México, especialmente donde hay más desigualdad; ubicar los barrios donde hay más segregación, donde hay menos oportunidades de empleo, donde hay menos infraestructura urbana; y ahí hay que construir obras de la más alta calidad. Justo lo que se busca es generar ese contraste que pueda valorizar esos barrios; que pueda, además, incrementar la calidad de vida de la población. Ese me parece que es el reto número uno: cómo seguir impulsando, fortaleciendo este programa”, señaló.

Asimismo, resaltó que, este año, el PMU recibió una ampliación presupuestal de 25,000 millones de pesos, siendo el programa del Gobierno Federal que más se incrementó en el presupuesto.

“Ese presupuesto se va a distribuir entre este segundo semestre del año y el primer semestre del próximo año”, explicó.

PMU

El funcionario subrayó que el Programa de Mejoramiento Urbano cuenta con una vertiente de vivienda, a través de la cual, en 2019, por medio de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), se otorgaron 13,376 subsidios para adquisición, mejoramiento, ampliación o construcción de vivienda, con una inversión de 1,189 millones de pesos.
Apoyar lo local

Fajardo añadió que de igual manera, la Sedatu trabaja para fortalecer las capacidades y la coordinación con los municipios. Esto, dijo, para que entonces sí, se pueda afirmar que hay rectoría del Estado sobre el territorio.

“Partimos de reconocer que les toca a los municipios generar sus Planes Municipales de Desarrollo Urbano, y que le toca al Gobierno federal crear las metodologías y las capacitaciones para que se haga de mejor forma”, manifestó.
Agregó que la Sedatu es una instancia que convoca, coordina e impulsa, pero no impone. Por ello, se generó una metodología simplificada para la elaboración de los Planes de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial; así como los lineamientos para la elaboración de Programas de Ordenamiento Metropolitano.

“Estamos elaborando también instrumentos como los reglamentos para la operación de las comisiones de ordenamiento metropolitano. Es decir, elaboramos instrumentos, metodologías y después también hacemos cursos de capacitación”.

El Subsecretario afirmó que, cuando se habla de recuperar la rectoría del Estado sobre el territorio, se hace referencia a que prevalezca el interés de la sociedad, el interés común, por encima de los intereses privados.

“Cuando el Estado no planea, cuando el Estado, además, se corrompe, son los intereses privados los que prevalecen.

Además, el interés del que tiene más dinero, el interés del que puede comprar más barato los terrenos y luego cambiarle el uso de suelo y desarrollar muchas viviendas o hacer negocios, eso es el interés que prevalece”, explicó.

Visión de ciudad

Fajardo Ortiz afirmó que lo importante para la Sedatu es que, antes de construir un edificio o una unidad habitacional, quede claro que el interés social es lo que prevalece; así como las medidas de mitigación que se van a tener en materia social y ambiental.

“No se puede urbanizar en donde hay riesgo, eso se tiene que cuidar; no se puede urbanizar donde hay un daño ambiental, eso lo tenemos que cuidar. Porque tal vez gane el que urbanizó esa colonia o esa unidad, tal vez esa persona gane porque sube el valor de suelo, pero ¿quién pierde? Pierde toda la ciudad completa”, aseveró.

Por esta razón, la dependencia del Gobierno Federal impulsa una planeación urbana que incluya la participación de la ciudadanía. El objetivo, indicó, es que la participación de la sociedad prevalezca, que las reglas estén claras y se haga posible el combate a la corrupción.

“Cuando las reglas están claras, las conoce todo mundo y tiene un fuerte respaldo de la ciudadanía, eso es en esencia la visión que nos mueve; y eso es a lo que nos referimos cuando decimos ‘retomar la rectoría del Estado sobre el terreno’”, indicó.

Planear y ordenar

Por otro lado, Fajardo Ortiz manifestó que, cuando no hay planeación del territorio, en muchos casos las ciudades se llenan de espacios vacíos y mal utilizados. Eso, manifestó, hace muy difícil la producción de vivienda para los segmentos de la población que más la necesitan, es decir, vivienda de interés social.

“Ahorita hay una tendencia a la expansión desmedida de la ciudad; cada vez colonias más alejadas y este tema de las islas. Y eso, la forma de detenerlo es con medidas como las que ya se han tomado, en el tema de cuidar que no se entreguen subsidios a la vivienda, o créditos en el caso las instituciones promotoras de vivienda, en ciertas áreas”, dijo.

No obstante, puntuaizó, también es fundamental el tema de la planeación urbana y hacer valer los planes municipales de desarrollo que ya existen.

“Esa es la gran diferencia, porque lo que podemos encontrarnos es que existen, ahí están; pero una cosa es que estén ahí adornando el escritorio de un presidente municipal o del director desarrollo urbano, y otra cosa es que se hagan valer. Eso es esencialmente lo que estamos planteando”.

Atributo local

El Subsecretario aseguró que no se hará valer lo que dictamine un despacho ajeno a los municipios. Por el contrario, apuntó, tendrá valor y se ejecutará los proyectos donde los actores locales participen; que sean los responsables de instrumentarlos y dicten dónde sí debe urbanizarse. Los actores locales, consideró, son los que conocen dónde están los vacíos urbanos que pudieran aprovecharse.

Por otra parte, explicó Fajardo, una de las tarea prioritarias de la planeación urbana es fijar hacia dónde sí deben crecer las ciudades. Esto, añadió, tiene que partir también de ciertos criterios para que la gente viva y tenga acceso a los servicios públicos y a otras opciones como el empleo y la educación.

“Cómo construimos ciudades y no casas, eso es en esencia lo que estamos planteando. Y sí remarcar mucho que estamos conscientes de que ese no es un tema solamente que corresponda al Gobierno federal; nos toca impulsarlo, pero solamente lo vamos a lograr en acuerdo con los gobiernos estatales y en acuerdo con los gobiernos municipales”, concluyó el subsecretario de la Sedatu”.

 

Este texto se incluye en la edición 128 de Revista Vivienda

Portada Vivienda 128



Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.