Search

Ciudad compacta y vivienda, elementos clave en el escenario postcovid

Ciudad compacta y vivienda, elementos clave en el escenario postcovid-Enrique Norten-Revista Viviendajpg

Para Enrique Norten, el desafío en las urbes se centrará en atender grandes problemáticas como el hacinamiento y la desintegración

Caminar hacia el concepto de la ciudad compacta, ampliar los alcances de la visión sobre lo que se entiende por vivienda, así como repensar las urbes para atender problemas como las desigualdades, son parte de los retos que se deberán atender en el escenario postcovid.

Así lo consideró el arquitecto mexicano, Enrique Norten. A decir del fundador del despacho TEN Arquitectos, la pandemia ha permitido dimensionar los retos que deben atender las urbes en México y América Latina. Un par de ellos, dijo, tienen que ver con combatir fenómenos como el hacinamiento y la desintegración, mismos que han quedado en mayor evidencia por el tema de la contingencia.

En entrevista con Revista Vivienda, el también ganador de la Medalla Bellas Artes, hizo énfasis en que las ciudades deben convertirse en el lugar de oportunidades y crecimiento para las familias. No obstante, reconoció, fallas en la manera como han crecido, han provocado efectos contrarios, como la generación de cinturones de pobreza.

“Ha habido una tendencia, por llamarlo de alguna manera, a hacer de la ciudad y de la densidad, lo que pudiéramos llamar el chivo expiatorio de esta condición sanitaria, con la idea: ‘la ciudad es terrible, la densidad es terrible’. Lo que yo creo es que no debemos confundir ciudad o densidad, un elemento fundamental, con otros términos donde sí hemos fallado, como hacinamiento o pobreza. 

“La ciudad, de la misma manera que ha ofrecido oportunidades, ha creado pobreza y ha creado, sobre todo en ciudades latinoamericanas, estos cinturones de pobreza que desafortunadamente han generado estas diferencias y han convertido en nuestras ciudades, en ciudades poco integradas o ciudades desintegradas”, dijo.

Bajo esta premisa, señaló, el principal desafío será replantear las ciudades, y pensar en mejorarlas a partir de lo que existe. Parte de ello, señaló, será reforzar la idea del barrio y, en esa línea, ampliar el concepto de vivienda.

“Unos culpan a la especulación inmobiliaria, otros culpan a cuestiones de cultura como los factores que han provocado esta desintegración de la sociedad, esta condición dispersa y fragmentada.

“Sin embargo, creo que esta situación que estamos viviendo nos da la oportunidad de reflexionar y de buscar soluciones hacia el futuro. En pocas palabras, la solución no es decir ‘vamos a dejar la ciudad’ o ‘vamos a tratar de eliminar la ciudad’ o ‘vamos a volver a tratar de encontrar una condición más suburbana o más campiral’, sino es cómo podemos hacer de lo que ya tenemos, una mejor ciudad”.

Reforzar el barrio

Al respecto, para Enrique Norten, en este camino de repensar las ciudades, el concepto de barrio es fundamental. Destacó que para atender los grandes problemas y caminar a urbes más eficientes, será importante revalorar la figura del barrio. Sobre todo, dijo, a partir de lo que se conoce como la “Ciudad de los 15 minutos”.

“Debemos pensar en conceptos como la ‘Ciudad de los 15 minutos’. Es un proyecto muy interesante que sostiene que hay que recuperar la ciudad para el que va a pie y para el que va en bicicleta, no para el coche; recuperar los espacios que se han cedido al automóvil para recuperarlos para las personas, eso es primero. 

“En esa línea, hay que reforzar los barrios y pensar que los barrios son aquellas delimitaciones geográficas dentro de la ciudad que permiten que una persona pueda llevar a cabo sus principales necesidades básicas, como educación, comprar sus víveres, salud, etcétera, sin tener que recorrer más de 15 minutos ya sea a pie o en bicicleta”. 

Visión de la vivienda

En este marco, añadió, también será fundamental repensar el concepto de vivienda. Específicamente, mencionó, en México se debe transitar hacia una visión en la que se entienda que la vivienda no son sólo cuatro paredes,

 “Cuando nosotros dejemos de entender que nuestra vivienda, lo que nosotros llamamos vivienda, los 50 metros cuadrados, 100 metros cuadrados, 200 metros cuadrados, lo que sea que digan tus escrituras o tu contrato de renta, que eso no es tu vivienda, podremos avanzar.

“Lo importante es entender que tu vivienda es tu calle, tu parque, tu escuela, el supermercado, la sucursal bancaria. Todo eso es tu vivienda, porque el bienestar de todo eso es lo que te da una mejor calidad de vida. Cuando todos entendamos eso y cuando todos trabajemos hacia el mejoramiento de todo ese entorno y entendamos todo eso como nuestra vivienda, creo que vamos a empezar a hacer una mejor ciudad”.

Este texto se incluye en la edición 127 de Revista Vivienda

Revista Vivienda-Septiembre-Octubre