Search

Infonavit lanzará en octubre medidas para incentivar la compra de vivienda

Infonavit lanzará en octubre medidas para incentivar la compra de vivienda -Edgar-Rosas

Octubre será un mes importante en el camino a la recuperación del sector vivienda. Y es que será en el décimo mes del año cuando el Infonavit ponga en marcha una serie de esquemas para incentivar la compra de vivienda.

En primera instancia, el Infonavit planea para octubre poner en marcha el esquema ‘compre ahora y pague después’. Este modelo, aprobado a finales de junio, permitirá que todo aquel trabajador que adquiera un crédito hasta febrero de 2021, pueda aplazar el primer pago del crédito cuatro meses.

Medidas ambiciosas

La medida busca entender la realidad por la que pasan muchos mexicanos; un escenario en la que por causa de la pandemia, su ingreso se vio afectado, pero tenía en sus planes comprar una casa. Con el modelo, el Instituto busca que los derechohabientes no detengan el proceso de compra. Por el contrario, la intención es que aceleren el proceso, al brindarles la oportunidad de comenzar a pagar tiempo después, una vez que su panorama financiero vuelva al cauce.

Sumado a esta acción, el Infonavit pondría en marcha una medida que ha sido reclamo de los trabajadores y que marcaría un parte aguas para el sector: bajar la tasa de interés.

Como es sabido, uno de los principales reclamos sobre el quehacer del Infonavit tiene que ver con su tasa de 12%. Los detractores del organismo han sugerido que por este nivel de tasa, el organismo no cumple a cabalidad con su mandato de ofrecer crédito barato y suficiente para la compra de vivienda.

Baja en tasas

Lo cierto es que el director del Infonavit, Carlos Martínez, confirmó en abril que el Instituto bajaría su tasa e impulsaría un aumento en montos. De acuerdo con las versiones, el acuerdo es que esta medida se ponga en marcha en octubre, para inyectar dinamismo al sector y permitir que más trabajadores adquieran vivienda.

Sin duda, de concretarse la puesta en marcha de estas medidas, sería un gran aliciente de cara al fin de año; un aliciente en las dos grandes vertientes que representa el sector vivienda: por un lado, un gran impulso económico para reactivar la economía mexicana; y por otro, el más importante, que las familias puedan concretar el derecho a tener una vivienda adecuada.

Hoy, estamos a menos de un mes de la llegada de octubre. El sector de la vivienda espera con ansias la puesta en marcha de estas medidas ambiciosas; y aguarda con mayor expectativa la concreción de otros programas como el de ‘Mi Cuenta Infonavit + Crédito Bancario’. Sobre todo, con esta mirada de acelerar el tren de la vivienda.

Panorama

Quedará esperar y observar qué tan bien son aceptados estos esquemas. Y, principalmente, esperar qué tanto se podrá bajar la tasa de interés

De primera instancia, se esperaría que ante una baja en tasas de interés, un mayor monto de crédito y el permitir empezar a pagar hasta el cuarto mes, los trabajadores mexicanos se vuelquen hacia el Infonavit para comenzar a forjar su patrimonio.

Ese sería el mejor escenario para todo México. La realidad es que se faltara observar el comportamiento del empleo. Aunque, desde el Infonavit hay optimismo. Y es que los estudios realizados por el organismo indican que la pérdida de empleo se dio de manera temporal por las medidas de aislamiento; y que eventualmente se regresará a la normalidad observada hasta antes de la pandemia.

Habrá que ver la reacción. Una buena señal son los datos brindados por el Infonavit sobre la recuperación en la colocación crediticia; específicamente, sobre el comportamiento de esquemas lanzados como el ‘Unamos Créditos’. Este producto ha demostrado buena aceptación. Y visto hacia adelante, seria la muestra de la capacidad del Instituto, para que, a través de la innovación, dinamizar a la industria y la compra de vivienda.

De entrada, suena ambicioso el bajar tasas y aumentar montos, así como aplazar el pago del crédito. Esperemos que así de ambicioso sea el resultado, en beneficio de la clase trabajadora y México entero.



Editor en Jefe de Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.