Search

¿Home office llegó para quedarse? Esto dice la UNAM

home-office-llego-para-quedarse-esto-dice-la-unam

Erika Villavicencio recordó que los protocolos implementados en empresas no garantizan que fuera de las instalaciones, los trabajadores no se contagien

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a través de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC), dio a conocer un balance sobre el papel del home office, también conocido como teletrabajo, antes, durante y después de la pandemia.

Para Laura García, autora del informe, si bien el home office llevaba años en funcionamiento, gracias a la expansión en el uso de internet y de herramientas digitales, el embate de la pandemia aceleró de manera pronunciada su instrumentación.

La coordinadora de Psicología Organizacional de la Facultad de Psicología de la UNAM, Erika Villavicencio-Ayub, recordó que las autoridades sanitarias, en aras de contener la propagación del Covid-19 instruyó el cierre masivo de actividades económicas, y permitió solo algunas denominadas esenciales.

En ese contexto, las compañías con giros no esenciales recurrieron al home office como herramienta fundamental para continuar con sus operaciones.

Sin embargo, según la especialista, la velocidad a la que fue necesario adaptarse a un home office generalizado, llegó con retos importantes como la propia pandemia así como asuntos familiares y económicos y el desconocimiento mismo de la modalidad.

“Se enfrentaron a una situación atípica donde no solo debían tener una rápida transición a una nueva modalidad de trabajo, sino que esta debía realizarse en un contexto donde además había una emergencia sanitaria a nivel mundial, confinamiento y diferentes problemáticas relacionadas con la salud, la economía y el entorno familiar”.

Home office llegó para quedarse

Pese a los retos que plantea el teletrabajo, según una investigación de la coordinadora de Psicología Organizacional, el home office ha sido absorbido con éxito por muchos trabajadores. Los elementos que toman en consideración para hacer esta afirmación son los siguientes:

  • Mantener ingreso económico en un contexto de aumento del desempleo a nivel mundial
  • Oportunidad de reorganización de la vida misma
  • Posibilidad de convivir más con la familia
  • Sensación de menos exposición a la inseguridad

Desde la óptica empresarial, también ha habido una valoración positiva de esta modalidad, los resultados que han calificado como favorables son los siguientes:

  • Reducción de costos operativos como renta,
  • Mejora de la productividad
  • Satisfacción laboral de los trabajadores
  • Las medidas sanitarias implementadas al interior de la empresa no garantizan que fuera de las instalaciones, los trabajadores no puedan contraer la enfermedad

Para “perderle el miedo”

En su documento de divulgación, la experta enumeró una serie de recomendaciones a seguir para hacer del home office una experiencia más agradable.

Entre ellas insta a definir horarios laborales, y de comidas, entre otros; adaptar un espacio propicio para esas actividades; darse tiempo para la relajación; ser organizado en el archivo digital y físico y mantenerse sano en cuanto a la alimentación y las bebidas.



Integrante del equipo editorial en Centro Urbano. Egresado de la carrera de Economía (preespecialidad en Desarrollo Regional) en el IPN y de Matemáticas Aplicadas y Computación en la UNAM. Apasionado de los temas inherentes al desarrollo urbano-regional y estudios formales -e informales- sobre la ciudad y la economía urbana.