Search

Vivienda, motor contracíclico ante la contingencia

Vivienda-motor contracíclico ante la contingencia-Revista Vivienda

Por su naturaleza, el sector podría convertirse en una palanca de recuperación económica para México. Sin embargo, se deberá poner atención en algunos aspectos para impulsar su dinamismo

México se enfrenta a un escenario complejo. La llegada del Covid-19 trajo consigo un reto para la nación no sólo en términos de salud, sino económicos. Y es que, si bien las medidas de aislamiento han permitido contener la propagación de la enfermedad, también han comenzado a impactar en la dinámica productiva del país.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), tan sólo entre el 13 de marzo y el 6 de abril, en México se registró la pérdida de 346,878 empleos. El sector comercio, servicios, turismo y la construcción son de las áreas donde se observa el mayor impacto.

Estimaciones

Al respecto, si bien para diversos analistas consultados aún resulta muy pronto tratar de definir el impacto del Covid-19 en la economía del país, el Banco de México (Banxico) emitió un perspectiva hacia finales de abril. En ella, el banco central estimó una caída mayor a 5% del Producto Interno Bruto Nacional (PIB) en el primer semestre del año.

Instituciones como BBVA y Citibanamex también han comenzado a lanzar algunas proyecciones de lo que representará el impacto de la enfermedad en el país.

En el caso de BBVA, el banco destaca que debido a los efectos sobre la inversión y el consumo privado, la caída en el PIB podría ir de 6 hasta 12 por ciento. Por otro lado, para Citibanamex, el PIB nacional se podría contraer hasta 9 por ciento.

Ante este escenario a la baja derivado de la pandemia, empresarios y analistas han insistido en la necesidad de impulsar un plan estratégico. Entre los puntos importantes propuestos se destaca la necesidad de tomar a la industria de la construcción, pero sobre todo, al sector vivienda, como una palanca importante a impulsar para minimizar el impacto en el país.

En lo referente, expertos han insistido que debido a su posición, que dinamiza a 37 ramas de la industria y que permite la generación de empleo de manera expedita, el sector de la vivienda podría convertirse en un potente motor contracíclico. Su operación, aseguran, podría significar una pronta recuperación de la economía nacional.

Es importante destacar que bajo estos argumentos, desde que fue declarada la emergencia sanitaria, tanto empresarios como diversos actores han llamado a las autoridades a considerar a la construcción como actividad esencial. Esto en aras de mantener operaciones y comenzar a mover al país.

En la vivienda, oportunidad para México

Si bien la industria de la vivienda es catalogada como un motor contracíclico por excelencia, será necesario atender algunos aspectos para superar el reto y reactivar rápidamente al sector, coincidieron Aurora García, José Luis Solórzano y Alejandro Vargas.

Los tres empresarios de la vivienda destacaron que ante la emergencia, el sector deberá poner atención en dos puntos importantes: primero, que las empresas mantengan su liquidez;y preparar una estrategia para incentivar a la demanda, misma que resultará afectada por la contingencia.

En primera instancia, Aurora García de León, directora general de Derex, consideró que como primer punto, en el marco del confinamiento, la prioridad para los empresarios del sector debe ser mantener liquidez. Ante ello, será importante apoyos que permitan diferir el pago de algunas obligaciones ante el alto en las operaciones.

“En la tapa de confinamiento, el nombre del juego es ‘liquidez’. Y hay dos maneras de tener liquidez: una es con ingreso vía crédito, financiamiento; y la otra es cuidar los egresos. Entonces, en el tema de ingresos estamos detenidos. Podrían venir apoyos en el sentido de garantías, apoyo a la banca para que den crédito de la liquidez.

“Y en el tema de reducir ingresos, todo lo que se pueda diferir, patear, eso ayuda, porque digamos que la liquidez son los minutos de vida que tenemos cada empresa”.

Aurora García destacó que ante este elemento, será importante considerar lo antes posible la reactivación de operaciones. Y es que, añadió, entre más se alargue, más difícil será para la empresa poder mantener liquidez.

“En la medida en que la cuarentena se prolongue, nuestra liquidez se verá más mermada. Me preocupa que no encontremos mecanismos para volver a trabajar con los debidos cuidados, mitigando al máximo el riesgo de salud”.
Fortalezas

Aurora García destacó que el sector de la vivienda debe ser una de las principales actividades que debe retomar operaciones. Indicó que la industria tiene dos elementos importantes para que sea considerada como prioritaria: un alto impacto económico y una área de oportunidad importante para reducir el riesgo de contagio.

“Tenemos dos elementos muy importante en el sector de la vivienda: el alto impacto económico, y un buena posibilidad de mitigar el riesgo de salud. No sé si esa sea la razón del porqué en Estados Unidos, en España, esta industria la están considerando como una de las primeras actividades en liberar”, apuntó.

Vivienda, regeneradora de la economía

Por otro lado, a decir de José Luis Solórzano, director general de Grupo Herso, será importante que conforme avancen los días, las autoridades pongan el foco en la construcción. Manifestó que resultará fundamental que las autoridades incentiven la dinámica en el sector, pues es la industria que puede impulsar a la economía en general.

“En los diversos estados se ha tomado de manera diferente el freno al sector. Hay lugares donde han sido muy restrictivos y otros donde han sido medianamente restrictivos. Hemos procurado salvar la mayor cantidad de empleos y ver cómo podemos salir adelante.

“Es necesario que por parte de las autoridades se incentive a la industria de la construcción, pues es la regeneradora de la economía. Y así se ha visto en otros países de América Latina. El mismo Ecuador, que es el país más afectado en toda América Latina, ya tiene su plan de construcción donde evidentemente el plan vivienda es una de las partes torales para reactivar la economía”.

Para el empresario, este escenario debe servir para que el sector se reinvente. Señaló que la contingencia ha dejado en evidencia la necesidad de migrar algunos procedimientos relacionados con la vivienda al mundo digital.

“En estos momentos, en Estados Unidos están analizando que ya empiecen a hacer escrituras virtuales, hacerlas vía electrónica. Pasaron de lo que fue la venta de la vivienda virtual, a ahora lo que es el tema de desarrollar la escrituración virtual. Es un paso del tenemos que aprender en esta crisis”.

Incentivar a la demanda

Para impulsar la reactivación del sector vivienda, y detonar la recuperación de la economía en su conjunto, será importante poner atención en mecanismos para incentivar la demanda. Y es que, para Alejandro Vargas, director general de Esphabit, uno de los principales elementos que se verán afectados por el Covid-19 será el poder adquisitivo de las familias.

El empresario subrayó que se deberán tomar medidas para que los trabajadores puedan acceder al crédito. Sobre todo, dijo, porque se corre el riesgo que la oferta en tubería se tarde en salir, y con ello se presente un escenario de retraso en nuevas obras por un exceso de inventario.

Definitivamente estamos viviendo efectos insospechados. En el tema laboral, lo digo con pena, hay mucha gente que podrá perder el trabajo. Y esto nos marca dos escenarios que pueden ser muy profundos. El primero, en que un trabajador puede pasar de la formalidad a la informalidad. Y el segundo tiene que ver con la disminución de ingresos, que es un tema que ahorita muchas empresas con tal de salvar sus tesorerías lo están manejando”.

Prioridad

En lo referente, consideró relevante el trabajo que se ha realizado desde hace algunos meses para incentivar la demanda y otorgar crédito a trabajadores de la economía mixta e informal. Dijo que estos esfuerzos jugarán un papel relevante para inyectar dinamismo en la industria.

“Es un hecho: si no hay apoyo para la adquisición de vivienda, sobre todo en segmentos bajos, el poder adquisitivo podría quedar tan mermado que llegaríamos al punto que la oferta que teníamos en proceso se tarde en salir; que no se inicie nueva oferta.

“Es de gran ayuda que hoy se hable de seguros de desempleo, de créditos para la economía mixta e informal. Le tenemos que dar un empujón para que haya incentivos tanto de producción como de compra. Sin duda, creo que la vivienda es el segmento que más rápido puede permear recursos a la economía, y más rápido puede impulsar su recuperación”.

Movidas en precios

Alejandro Vargas manifestó que será importante estar atento a los precios de las viviendas. Destacó que si bien ahora no se ve una efecto al alza, una posible movida en el costo de insumos, derivada de la contingencia, podría impactar en el valor de las casas.

“Yo creo que ahorita nadie nos atrevemos a mover precios por la misma incertidumbre. Pero es un hecho que va a venir algún reflejo de costos, sobretodo en el tema de los materiales de construcción.

”Todavía estamos muy temprano para medir efectos, pero te puedo decir que raspados sí saldremos. Ojalá seamos lo menos raspados, o que nada más sea un chipotito por ahí, pero si esto se prolonga puede generar muchas distorsiones de mercado y sobretodo afectar, yo diría que ahorita, a la clase media”.

Cabe destacar que la agencia Moody’s elaboró una perspectiva sobre los impactos del Covid-19 en el sector vivienda. La firma consideró que la pandemia “sofocará al sector”, principalmente por un debilitamiento de la demanda.

“La pandemia mundial de coronavirus pesará mucho en el crecimiento económico de México, sofocando el sector de construcción de viviendas del país a pesar de los esfuerzos del gobierno para apuntalarlo durante una recesión cada vez más profunda. Las medidas de socorro no serán suficientes para contener la disminución de la demanda de vivienda, ni para acelerar la recuperación”, puntualizó.

 

Este texto se incluye en la edición 125 de Revista ViviendaVivienda-Junio-Mayo