Search

La banca frente al Covid-19

La banca frente al Covid-19-Enrique Margain

Las instituciones financieras han establecido un camino claro para atender la emergencia, en el que refrendan el compromiso de mantener el financiamiento a la vivienda

La contingencia generada por el Covid-19 impactará en la originación hipotecaria. Sin embargo, a decir de Enrique Margain Pitman, factores como el bono demográfico, el número de familias que se forman año con año y la alta necesidad de vivienda, podrían jugar a favor para que la baja en el sector no sea tan pronunciada.

En entrevista con Revista Vivienda, el especialista consideró que en el marco de construir una estrategia para detonar la reactivación de la economía tras la emergencia sanitaria, cuidar el empleo será un factor fundamental. Dijo que en la medida que se generen mecanismos para reducir la pérdida de plazas laborales, se podría observar una actividad sin tantos tropiezos.

“Indudablemente queda claro que va a haber una baja en el número de créditos, en el otorgamiento. Pero ante esto, el propio bono demográfico y la propia dinámica poblacional, el déficit habitacional existente, nos puede ayudar mucho a que esto no sea una caída importante.

“Lo que yo te podría comentar es que en la medida que se cuide el empleo; que no haya una pérdida importante de los empleos; de que se continúe con la estabilidad macroeconómica; de que en materia de financiamiento se siga trabajando como hasta la fecha, con un proceso que lleva una gran coordinación y colaboración entre la banca, los organismos nacionales de vivienda y sus autoridades, y que esto nos permita mantener este proceso de otorgamiento de crédito, bajo criterios adecuados, yo creo que el sector puede seguir con un proceso de originación como lo ha venido haciendo los últimos años”.

Enrique Margain destacó que desde la banca se mantiene el compromiso de apoyar para que se dé la recuperación de la industria de la vivienda. Sobre todo, mencionó, la banca mantendrá abierta las llaves del financiamiento, en aras que las familias cuenten con productos financieros flexibles y en buenas condiciones para que compren una casa.

“La originación sigue abierta bajo criterios prudenciales; bajo una originación responsable, en donde se otorga crédito en función de la capacidad que tiene una persona (….)
“La originación sigue abierta; sigue habiendo una fuerte competencia entre los bancos. La llave del crédito sigue abierta y entendemos que la contratación de un crédito hipotecario es un tema muy serio y es una de las decisiones más importantes de una familia y el acompañamiento que tiene el banco durante este período es fundamental, pero queremos hacerlo de modo responsable”, apuntó.

La actividad hipotecaria en el marco de la pandemia

De acuerdo con Enrique Margain Pitman, el 2020 había comenzado bien para la industria hipotecaria. Incluso, aseguró, el 1T2020 fue mejor que lo observado en 2019.

Sin embargo, de acuerdo con el banquero, la llegada del Covid-19 se empezó a reflejar en una disminución en el número de solicitudes de crédito.

“Enero fue mejor en términos de originación que enero de 2019. Y el primer trimestre en sí te podría decir que fue un trimestre bueno en materia de colocación. También en la parte de crédito a la construcción venía recuperándose el tren de vivienda. El corte hacia el primer trimestre era bastante positivo.

“Una vez que llegó la pandemia, lo que vimos fue una disminución en el número de solicitudes. Sin embargo, también observamos una baja cancelación de las operaciones que están en proceso de formalización avanzada, es decir, todas las operaciones que ya traían un avalúo o que ya estaban en un proceso notarial. La verdad es que las operaciones han continuado. No se han presentado cambios en las condiciones financieras de los créditos hipotecarios. Incluso muchos bancos han lanzado campañas especiales donde básicamente hay algún beneficio para las personas que están tomando sus créditos hipotecarios”.

Margain destacó que la originación que se ha desarrollado en las semanas de aislamiento es en mayor medida por la tubería generada en febrero y marzo. No obstante, indicó, los efectos de la contingencia se podrían sentir para mayo o junio.

“La originación es producto de la tubería que tenías de meses anteriores; de febrero, de marzo. Entonces todavía el mes de abril se cuenta con un cierto nivel de créditos que hoy en día están en su procesamiento.

“Indudablemente las entradas han venido disminuyendo y esta repercusión pues la veremos reflejada hacia el mes de mayo o junio. Indiscutiblemente tendrá que venir una disminución por la propia dinámica, el propio distanciamiento social, el cierre de muchas actividades económicas. El impacto no lo conocemos con precisión, es muy pronto como para poder decir hasta dónde podría llegar. Pero, los meses fuertes en impacto de colocación los estaríamos viendo en mayo y junio. Yo creo que es algo normal, de la propia dinámica que tiene el proceso hipotecario, de cómo la tubería que se tiene se va a ir desplazando”.

Margain consideró que el país no llegará a un escenario en donde se detenga por completo la originación. Sobre todo, insistió, porque hay necesidad de financiamiento, por soluciones habitacionales, y la banca está comprometida en mantener las llaves del crédito.

“Bajo el escenario actual, lo que vemos es que hay necesidades de financiamiento en materia vivienda; hay un bono demográfico y hay un déficit habitacional. El tema de la vivienda es un tema fundamental porque el tema de la construcción de vivienda transfiere muchos recursos a la sociedad y también indudablemente los desarrolladores requieren la individualización para poder hacer frente al pago de sus obligaciones, al pago de su gente. Este es un sector esencial de la economía.

“Yo creo que detener la actividad como tal, no lo veo. Es un sector que ha sido muy resiliente y lo hemos visto antes al enfrentar crisis, en donde siempre ha salido fortalecido, ha salido con aprendizajes y creo que esa es la tónica que debería tener durante esta pandemia”, indicó.

La estrategia de la banca

A decir de Enrique Margain, en esta etapa de la emergencia sanitaria, en donde el aislamiento es la medida tomada por la autoridad para enfrentar la contingencia, las instituciones bancarias han concentrado sus esfuerzos en el tema de apoyo a los acreditados. Con ello, dijo, se lanzaron las medidas para ayudar a las familias a enfrentar sus compromisos hipotecarios.

Sumado a lo anterior, puntualizó, las instituciones financieras han puesto el ojo en mantener la originación crediticia. Sobre todo, señaló, porque muchas familias, a pesar de la pandemia, requieren una solución habitacional.

Al respecto, expuso que en este escenario, la banca comienza a definir el camino a seguir tras la pandemia. Destacó que el contexto ha impulsado nuevas formas de trabajo basados en las plataformas digitales, por lo que, se deberá transitar hacia modelos cada vez más apoyados en la tecnología.

“Es necesario ver hacia delante cómo podemos reactivar el sector, cómo podemos lograr que el proceso de recuperación sea muy rápido en temas de vivienda, en temas del propio sector hipotecario.

“Yo creo que hay muchas cosas que durante este proceso se están aprendiendo; se están aprendiendo nuevas formas de trabajo, cómo poder flexibilizar en temas de originación, con rapidez; vemos por supuesto la necesidad de replantearnos mucho de las formas en cómo se está llevando hoy día el proceso en la cadena de valor. Yo creo que todo esto también nos va a permitir nuevas formas de trabajo, romper paradigmas y poder avanzar hacia un sector mucho más digital”.

Enrique Margain reiteró que ante el entorno complejo que podrá traer la contingencia, la banca se mantendrá en apoyo al sector y los clientes. En este sentido, recordó que hoy en día se ofrecen diversos productos, como el le Liquidez, con el que las familias pueden obtener un financiamiento a partir de una propiedad; o el de movilidad, con el que pueden trasladar la hipoteca a otro banco y con ello lograr mejores condiciones crediticias.

 

Este texto se incluye en la edición 125 de Revista Vivienda

Vivienda-Junio-Mayo