Search

En las ciudades, la clave para combatir el cambio climático

en-las-ciudades-la-clave-para-combatir-el-cambio-climatico

El reto para América Latina será repensar las ciudades y convertirlas en urbes eficientes, que eviten los grandes traslados, señaló Elkin Velásquez

Ante la necesidad de emprender acciones eficaces para combatir el cambio climático, las ciudades están llamadas a ser un actor fundamental. Por ello, es importante poner esfuerzos en mejorar la planeación urbana, pues es ahí donde se encuentra la clave para lograr ciudades más eficientes, que contribuyan, entre otras cosas, a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Así lo consideró Elkin Velásquez, director de ONU-Habitat para América Latina. El especialista señaló que en las ciudades de la región latinoamericana el principal reto es repensar las urbes. Y es que, dijo, se debe partir de la premisa de, por un lado, transitar hacia esquemas de movilidad más sustentables, pero, sobre todo, de lograr un diseño de ciudad que evite los grandes desplazamientos para las personas.

En entrevista con Revista Inversión Inmobiliaria, destacó que en esta línea, ONU-Habitat trabaja fuertemente. Explicó que, en coordinación con la Universidad de la Soborna de París, esta oficina de las Naciones Unidades promueve el concepto de “La Ciudad del Cuarto de Hora”, que camina de la mano de los lineamientos de la Nueva Agenda Urbana.

El concepto de “La Ciudad del Cuarto de Hora”, abundó Velásquez, parte del objetivo de concretar urbes compactas. Por ello, añadió, se vuelve fundamental la necesidad de pensar en la regeneración y la reinvención de las ciudades.

“Si la gente tiene que desplazarse menos, esto implica que tiene que utilizar muchísimos menos medios de locomoción sustentados en combustibles fósiles.

”Es un tema de planeación, de cercanía. Esto se llama en algunos países las políticas del tiempo, es decir, pensar que para el ciudadano más pobre, un asunto fundamental es maximizar o mejor optimizar el tiempo, para que lo pueda dedicar no ha transportarse en la ciudad dos horas o tres horas desde su sitio de residencia, su fuente de trabajo. Entonces, hay un esfuerzo de planificación para esa Ciudad del Cuarto de Hora que permitiría disminuir de manera drástica la necesidad de desplazamientos”.

 

Voltear al interior de las ciudades

A decir de Elkin Velásquez, para lograr la visión de “La Ciudad del Cuarto de Hora”, el principal reto es voltear al interior de las urbes. Y es que, añadió, en un entorno donde las urbes latinoamericana llegaron a un punto en el que no se pueden extender más, el concepto de reinventar resulta clave.

“Para una región que tiene 80% de su población concentrada en ciudades, es fundamental pensar que el tema central se trata de revisitar la ciudad, de reinventarla, de renovarla, de revitalizarla, teniendo en cuenta por supuesto la infraestructura ya existente. Es construir sobre lo construido.

“Para algunos, es mucho más fácil ir a buscar lotes rurales a 50 km de la ciudad para construir viviendas, sin ningún tipo de articulación con otras infraestructuras o con otros desarrollos. Pero eso es definitivamente ineficiente. Y es ineficiente no solamente desde el punto de vista del cambio climático, sino desde el punto de vista económico y desde el punto vista social”, apuntó.

Elkin Velásquez aseguró que el sistema de ciudad latinoamericano ya está construido, por lo que “se verán pocas ciudades nuevas en América Latina, pocas expansiones y extensiones planificadas de ciudad”. Ante ello, añadió, el reto que toca es “una tarea mucho más desafiante: nos toca entrar en la era, para nuestra región, del redesarrollo urbano, revisitar las estructuras urbanas, revisitar los tejidos urbanos existentes y empezar a desarrollar políticas, procesos, iniciativas de regeneración, revitalización, redesarrollo”.

Este texto se incluye en la edición 70 de Revista Inversión Inmobiliaria

 



Editor en Jefe de Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.