Search

El andar de la vivienda en la primera mitad de 2019

El sector dejó atrás un 1S2019 en donde la incertidumbre ha sido el sello. Sin embargo, le toca encarar la segunda parte del año con la meta de recomponer el camino y cerrar el año con un panorama positivo

La primera mitad de 2019 ha representado para el sector de la vivienda un escenario complejo, en donde varios indicadores que dan cuenta de la actividad del sector han ido a la baja.

Tanto la venta de vivienda nueva como usada, así como la producción de casas, ha presentado en la primera mitad del año un escenario de desaceleración. Entre otras cosas, la falta de definición de la Política Nacional de Vivienda, así como la eliminación del Programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales, han pegado al sector.

De esta forma, la industria llega al segundo semestre del año con el reto de repuntar los número y compensar la balanza, en aras de cerrar el año al menos en los mismos términos de 2018.

En este escenario, la buena dinámica mostrada por el tren de la vivienda en los últimos años genera un panorama optimista de cara al cierre del ejercicio. Y es que la velocidad que ha tomado el sector abre una ventana para que los efectos negativos que se han visto en el arranque de año puedan disminuirse.

Como es sabido, los segundos semestre son tradicionalmente mejores que el primero para el sector de la vivienda. Bajo esa premisa, algunos actores del sector se muestran con un poco más de confianza acerca de lo que depare al sector para la segunda mitad del año y poder cerrar en un escenario favorable el primer año del nuevo sexenio.

Hoy en día se reconoce que a pesar de este freno que se ha visto en la industria, la vivienda se mantiene como uno de los motores que mantiene en flote al sector. Y de cara a reactivar la economía, este sector, en conjunto con la industria inmobiliaria y de la construcción, se colocan como los engranes claves ara detonar la actividad en el país.

El balance de la vivienda en el 1S2019

La entrega de financiamiento a la vivienda en el mercado tradicional, conformado por la banca, Infonavit y Fovissste, cayó 7.8% entre enero y mayo de 2019. De acuerdo con el boletín estadístico de la Asociación de Bancos de México (ABM), el número de financiamientos entregados se ubicó en 181,100. Este número de hipotecas equivalió a una inversión de 138,400 millones de pesos.

En este escenario, el monto destinado por parte de la banca para la colocación de crédito a la vivienda creció 14.7% al cierre de mayo. Así, en los primeros cinco meses del año, la inversión destinada pasó de 64,100 a 73,500 millones de pesos.

De acuerdo con los datos, esta inversión representó la entrega de 51,100 créditos, es decir, un aumento marginal de 3% en comparación con lo observado entre enero y mayo, pero de 2018.

Del mercado tradicional, la banca fue el único jugador que registró un resultado positivo. Y es que Infonavit y Fovissste colocaron en conjunto 143,000 créditos, es decir, una baja de 10.3 por ciento.

En este punto es preciso destacar que en el caso del Infonavit se registró una baja en la colocación del crédito para segmentos bajos. Con cifras al cierre de mayo, la entrega de financiamiento en trabajadores con ingresos menores a 7,000 pesos cayó 47 por ciento. Este fenómeno está relacionado con la eliminación del programa de subsidio por parte del gobierno.

En relación a los créditos de la banca, la buena actividad ha estado impulsada más por los créditos de liquidez y pago de pasivo, que por el financiamiento a la adquisición. Hacía a fututo, señaló Carlos Serrano, economista en Jefe de BBVA, para mantener la buena dinámica en la colocación hipotecario, el factor clave será la generación de empleo remunerado por arriba de los cinco salarios mínimos. Y es que el especialista señaló que se ha registrado una desaceleración en este rubro, por lo que resultará fundamental poner atención.

Colocación de unidades

En relación a la venta de vivienda, con cifras a abril presentadas por Realty World, la colocación de casas nuevas disminuyó 23.4 por ciento. Así, de las 109,531 unidades vendidas entre enero y abril de 2018, en el primer cuatrimestre del presenta año se colcoaron 83,855. Este resultado se coloca como el pero arranque de año registrado por lo menos desde 2013.

En el caso de vivienda usada, la venta cayó 12 por ciento. Con esto, el número de unidades desplazadas pasó de 59,585, en 2018, a 52,422 en el primer cuatrimestre de 2019.

Por segmento, cabe señalar que el segmento plus, residencial y medio se mantienen con números estables, con crecimientos de 19.4%, 6.37% y 4.34%, respectivamente. Por el contrario, en la vivienda popular, la caida es marcada: 35.04 por ciento. En los segmentos economico y tradicional, la dinama se ubicó con un crecimiento de 10% y una caida de 1.44%, respectivamente.

La producción se estanca

En términos de producción, el Registró Único de Vivienda (RUV) reporta una baja en el número de viviendas producidas de 16 por ciento. De acuerdo con los datos de la plataforma, la producción pasó de 82,596, registrada en 2018, a 69,207 unidades en los primeros cinco meses de 2019.

Según los datos presentados, mayo se ubica como el mes con la mayor desaceleración. Los datos presentan una caída de 23%, al pasar de 20,014 unidades en 2018, a 15,460 casas en 2019.

En lo referente, cabe señalar que con cifras a mayo, la colocación de crédito puente por parte de la banca registró una caída de 25 por ciento. Así, entre enero y mayo de 2019, la banca reportó un monto dispuesto de crédito para la construcción de 20.1 mil millones de pesos.

De acuerdo con la información de la ABM, esta caída representa una disminución de más de 6,000 millones de pesos en monto de crédito. Y es que, entre enero y mayo de 2018, el monto dispuesto llegó a 26.9 mil millones de pesos.

En actividad por mes, el resultado de mayo representó una caída de 24 por ciento. Durante el quinto mes, el monto dispuesto llegó a 4.6 mil millones de pesos, en contraste con los 6.4 mil millones de pesos colocados en el mismo periodo, pero de 2018.
En el resultado anualizado a mayo, la colocación de la banca para crédito puente llegó a 58.2 mil millones de pesos, es decir, una caída de 11.6% en comparación con los 65.9 mil millones de pesos colocados entre junio 2017 y mayo 2018.



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.