Search

¿Cómo Tadao Ando pasó de boxeador a arquitecto autodidacta?

¿Cómo Tadao Ando pasó de boxeador a arquitecto autodidacta?

El ganador del Pritzker 1995, Tadao Ando, incorpora la naturaleza en sus obras para alejar el caos de las ciudades y crear espacios de meditación y serenidad

Un día como hoy, 13 de septiembre, pero de 1941, nació, en Osaka, Japón, Tadao Ando, considerado como uno de los arquitectos contemporáneos más famosos e influyentes del mundo, pues ha ganado los cuatro premios más prestigiosos de la disciplina: el Pritzker, el Carlsberg, el Praemium Imperiale y el Kyoto.

Mientras crecía, Ando nunca pensó dedicarse a la arquitectura, por el contrario, se dedicaba al boxeo amateur. Sin embargo, después de un viaje a Tokio y contemplar el original Hotel Imperial, tuvo una especie de ‘despertar’ y decidió dejar el boxeo de lado y dedicarse a la arquitectura.

Lo sorprendente es que, contrario a la mayoría de los arquitectos destacados de hoy en día, Tadao Ando no tuvo una formación académica en arquitectura, sino que tuvo un aprendizaje autodidacta proveniente de libros de segunda mano, clases nocturnas de dibujo y cursos de diseño de interiores por correo, así como numerosos viajes formativos por Europa y Estados Unidos para admirar edificios y obras de grandes arquitectos.

En 1970 se estableció en Osaka con el estudio ‘Tadao Ando Architect & Associates’, con el que comenzó a diseñar pequeñas casas y construcciones en su país, y posteriormente edificaciones importantes, como la Casa Azuma, galardonada en 1979 con el prestigioso premio de la Asociación Japonesa de Arquitectura, la Casa Koshino en la ciudad de Asiya, la Capilla sobre el Agua en Hokkaido, ​la Iglesia de la Luz en Osaka y el Museo de los Niños en Himeji.

El estilo de Ando se encuentra dentro de la corriente del regionalismo crítico, que rechaza el empleo indiscriminado de la arquitectura moderna en todas las culturas del mundo, es decir, establece que se debe considerar la localización geográfica del edificio, así como la cultura local a la hora de diseñarlo.

Las obras del arquitecto, en su mayoría construidas con hormigón, se caracterizan por la simplicidad, prestando especial atención a los espacios vacíos y a la luz. Combinando las influencias tradicionales japonesas con los principios del diseño moderno, ha desarrollado un lenguaje único de construcción que utiliza, además, la madera, el agua, la luz y el espacio, incorporando la naturaleza para alejar el caos de las ciudades y crear espacios de meditación y serenidad.

Entre las construcciones más destacadas de Tadao Ando se encuentran la Fundación Pulitzer (St. Louis, Misuri), las Viviendas Rokko (Hyogo, Japón), el Jardín de las Bellas Artes (Kioto, Japón), el Espacio de Meditación para la UNESCO (París, Francia) y el Centro Roberto Garza Sada, Escuela de Arte, Arquitectura y Diseño (Monterrey, México).