Search

Municipios, el reto para el desarrollo urbano

Municipios, el reto para el desarrollo urbano

Las autoridades reconocen que en los ayuntamientos se encuentra la clave para que los planes de ordenamiento sean exitosos, por lo que trabajarán en el tema a través del Pumot

Con el objetivo de encarar los desafíos en materia de desarrollo urbano y vivienda, es importante que los municipios cuenten con planes actualizados en la materia. Por ello, uno de los objetivos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) será impulsar que los ayuntamientos cuenten con instrumentos de planeación eficaces, que permitan identificar las necesidades a partir de definir el tipo de ciudad que se quiere construir.

Así lo informó Armando Rosales, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de Sedatu, quien destacó que a través del Programa de Fomento a la Planeación Urbana, Metropolitana y Ordenamiento Territorial (Pumot) la dependencia que encabeza Román Meyer Falcón buscará resolver una de las demandas realizadas por diversos actores, en las que se señala que el principal desafío para el desarrollo de vivienda y ordenamiento se encuentra en la falta de capacidades por parte de los gobiernos locales.

En entrevista con Revista Vivienda, el Subsecretario detalló que para atender retos como el rezago habitacional es necesario entender las problemáticas que se enfrentan cada región. Por ello, a partir de esta premisa, se impulsará que los municipios tengan planes de desarrollo actualizados, que identifiquen, entre otras cosas, cuál es la demanda de vivienda que se necesita en cada localidad.

“El programa de Fomento a la Planeación es un programa que busca apoyar a los municipios para que puedan elaborar sus programas de desarrollo urbano. Si no tenemos los instrumentos que nos marca la ley, que estén actualizados a partir de diagnósticos certeros, con una misma metodología, de nada nos sirve en las acciones que hagas en el resto de la ciudad”, indicó.

Rosales reconoció que para poder implementar de manera eficaz las diversas estrategias que se plantean en el sexenio, el orden municipal es el más importante, al tener éste la facultad sobre el territorio. En ese sentido, añadió, los planes y programas de desarrollo de los ayuntamientos se configuran como un engrane clave para concretar objetivos.

El Subsecretario reconoció que México ha avanzado en gran medida en el tema de las políticas territoriales con visiones marco. Sin embargo, apuntó, el reto es cómo llevarles al ámbito local.

“Lo importante ahora es cómo aterrizas estas grandes políticas en las que México ha trabajado mucho en los últimos año. Ha trabajado de la mano de ONU-Hábitat, de diversos organismos internacionales.

“Ahora el chiste es cómo la aterrizamos. ¿Cuál es el instrumento más importante de planeación en este país? Los programas de desarrollo urbano y ordenamiento territorial municipales. Y ahí es en donde muchos municipios se encuentran grandes retos ante problemas económicos, problemas técnicos y es en donde la federación debe trabajar”, dijo.

Atender la actualización de los planes de desarrollo, subrayó Rosales, permitirá tener una visión clara sobre las necesidades de cada región. Esto, dijo, aportará transparencia, no sólo en términos de las necesidades de cada región, sino para desarrolladores que deseen participar.

“Un programa de desarrollo urbano debe comprender cuál es la visión de ciudad, cuál es la industria que se quiere fomentar: ya sea industria de servicios, turística industrial, relacionada con el medio agrícola alrededor de los municipios; debe decir las proyecciones de vivienda que se requieren en cada uno de los municipios y esto debe de quedar inscrito incluso en el Registro Público de la Propiedad, para que todo el mundo, cualquier persona, cualquier desarrollador de vivienda sepa qué se puede hacer y qué no se pueda hacer. Es decir, impulsar transparencia, sin discrecionalidad, con una visión de derechos humanos”, expuso.

Armando Rosales insistió que los Planes Municipales son el elementos de planeación más importante para lograr la construcción de mejores ciudades. Ante esa importancia, explicó, este tipo de documentos deben realizarse a profundidad y no sólo quedarse en temas como la densificación.

“Los programas de desarrollo urbano deben de ir mucho más allá. Deben de contemplar en el corto, en el mediano y en el largo plazo cuántas viviendas se requieren, cuántas reservas territoriales requieren, cómo se deben de constituir la reservas de suelo para el crecimiento de las ciudades; debe contener cuáles tendrían que ser las densidades e incluso cuáles deben de ser los instrumentos económicos para que el municipio se haga de recursos, ya sea mediante el pago de predial, contribuciones por el pago de agua, de recolección de residuos, para que puedan seguir financiando un desarrollo urbano armónico. Eso es en lo que estamos trabajando ya con los municipios ya arrancó el programa de fomento a la planeación. Su crónico quedó como el Pumot”.

El funcionario añadió que la meta del gobierno es generar un desarrollo urbano desde una visión integral, en las que se contemple la situación sociodemográfica de cada región para poder plantear alternativas hechas a la medida. En este sentido, dijo, la política de desarrollo urbano y vivienda deben ir de la mano.

 

Este texto se incluye en la edición 120 de Revista Vivienda.



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.