Search

Buscan cambiar el enfoque en el RUV

Prepara RUV app para desarrolladores y consumidores

La nueva a administración desea salir de la dinámica observada en los últimos años, y además de abrir la información, voltear la mirada para atender a los compradores de vivienda

Por Dinorah Nava y Esteban Salazar

Una de las acciones prioritarias para la nueva a administración del Registro Único de Vivienda (RUV) es apostar por la tecnología para modernizar a la plataforma. Y en esta línea, a decir de Tonatiuh Suárez Meaney, director general del RUV, la modernización no es el objetivo, sino el medio para lograr la transformación del Registro y encaminarlo a un cambio de enfoque, en que sirva a desarrolladores y compradores.

En entrevista con Revista Vivienda, Suárez Meaney destacó que la nueva administración encontró un RUV enfocado a las necesidades de vendedores, así como hermético en relación a compartir información. Por ello, dijo, la intención es darle la vuelta e implantar una política de datos abiertos, apoyado en la tecnología, para impulsar, entre otras cosas, el derecho a la vivienda.

“Modernizar, apostar por la tecnología no es el objetivo, sino el medio (…) Al llegar al RUV encontramos a una organización que se dedica a satisfacer las necesidades del vendedor, y eso lo cambiamos por mandato, ahora tiene que ser el comprador. También encontramos que no es una organización que registra, es decir, está destinada a un trámite administrativo. El registro no es nada más para tener una colección de datos. Lo que hacemos es que esa colección sirva para la historia, para hablar de la evolución de la vivienda. Ahora queremos ser una organización que usa la colección de datos para proporcionar información y, en determinado momento, conocimientos sobre cómo son los procesos de vivienda”, apuntó.

En tal sentido, Tonatiuh Suárez Meaney expuso que la apuesta es facilitar el acceso a la información. Al respecto, dijo, uno de los caminos por andar será desarrollar herramientas que abonen a esta tarea. Un ejemplo de ello, puntualizó, es el lanzamiento de apps que atiendan tanto a desarrolladores como a compradores de vivienda.

“Vamos a dirigir los esfuerzos para abrir más la información. Esto tiene que ver con el mandato que tenemos, que es sobre datos abiertos, para seguir la tendencia mundial en donde, precisamente, los datos comienzan a abrirse.

“En relación a esto, encontramos a una organización que es hermética y que ahora debe de usar los datos para que se ejerza el derecho a la vivienda. Entonces, en esa línea, los datos tienen que estar abiertos, porque si no, no se pueden usar ni para el derecho de la vivienda ni para nada. La información del RUV la queremos usar para el derecho de la vivienda y para ello, en lo que tiene que ver con el comprador, se puede contar con diversas herramientas, como son apps básicamente, o consultas fáciles en internet; para el gobierno, tableros de control; o para la industria con herramientas web-maps, calculadoras de absorción y de muchos tipos”, indicó.

Al respecto, cabe mencionar que el RUV está por lanzar sendas apps, que buscarán atender a los desarrolladores y compradores respectivamente: se trata de las aplicaciones denominadas ‘Abosrbe’ y ‘Compara’.

En el caso de la app ‘Absorbe’, el RUV buscará ofrecer al sector información sobre el grado de absorción de la vivienda en las diversas regiones del país. La aplicación brindará datos en tiempo real y se basará en medir microzonas, para ofrecer información más detallada.

Por otro lado, en lo que se refiere a la app ‘Compara’, buscará ayudar al consumidor final en el proceso de comprar vivienda. Con la herramienta, el usuario podrá tener acceso a información como el valor por metro cuadrado de cada zona del país.

“Es un cambio de enfoque que hicimos en esta nueva administración por mandato y todo va encaminado a que se cumpla el derecho a la vivienda. Nosotros ponemos nuestro granito de arena y ahorita el enfoque es que a quien hay que cuidar es al comprador, porque realiza una inversión importante, de toda su vida, en un patrimonio. Cuando se beneficia al comprador se beneficia al vendedor porque sus viviendas no se van a quedar perdidas, porque van a ser de mejor calidad, van a hacer mejor negocio y tendrán mayor valor inmobiliario. Es una cuestión de orden: primero se beneficia al comprador y a consecuencia de eso se beneficia también al vendedor”.

De acuerdo con Suárez Meaney, la meta del RUV también será ampliar su margen de acción. Dijo que se buscarán los mecanismos para tener en la plataforma la información de todo el parque habitacional existente en el país.

“Actualmente son poco más de 5 millones de viviendas registradas en el RUV, pero estamos en busca de los mecanismos para que se inscriban muchas más de las viviendas, no sólo nuevas, sino también usadas. Nuestro objetivo a mediano plazo es tener todo el universo de viviendas inscritas y saber qué está pasando en las viviendas y poder tener reportes, no de unidad, pero sí de aglomerados que garanticen la secrecía de los datos”, puntualizó.

Este texto se incluye en la edición 119 de Revista Vivienda.

Consulta la versión digital de Revista Vivienda