Search

Llama AMAM a aprobar una Ley General de Seguridad Vial efectiva

Urge Ley General de Seguridad Vial efectiva: AMAM

La AMAM Plantea 7 elementos mínimos que debe contemplar una ley de seguridad vial para la reducción de muertes y lesiones graves en nuestro país

ante la necesidad de prevenir y disminuir los accidentes de tránsito, la Asociación Mexicana de Autoridades de Movilidad (AMAM) pidió aprobar lo antes posible  una Ley General de Seguridad Vial que permita, a través de la concurrencia de los 3 niveles de gobierno, poner un freno a las muertes por siniestros en las carreteras.

Diego Monraz, Secretario de Transporte de Jalisco y Coordinador del Comité de seguridad vial de la AMAM, consideró que “un marco legal nacional sólo es efectivo si establece recursos, genera un sistema con autonomía técnica, tiene alcance nacional y aborda la seguridad vial con un enfoque sistémico, con líneas de acción en: gestión de la velocidad, mejora de opciones de movilidad, regulación y control, diseño vehicular y tecnología, diseño vial e ingeniería, educación y capacitación y adecuada atención al accidente”.

Según un informe del año 2013 de la Organización Panamericana de la Salud, en México aproximadamente cada hora mueren 2 personas a causa de un accidente automovilístico, y cada año, cerca de 40,000 personas resultan con algún tipo de discapacidad por la misma causa, de las cuales, hasta el 70% no vuelve a conseguir empleo; además de que los costos de la seguridad vial a nivel nacional ascienden a los 150 mil millones de pesos.

La AMAM señala que, como autoridades estatales y municipales en materia de movilidad, una de sus más grandes responsabilidades es proteger la vida de los usuarios de las vías, sin embargo, en el país las acciones de prevención y gestión dependen de cada ciudad y de la capacidad técnica, presupuestos y voluntad de las autoridades locales. Y es por esto que es necesaria una Ley General de Seguridad Vial que permita que todas las ciudades del país tengan “un marco común de acción que impulse políticas determinadas y sostenidas con criterio técnico en todo el país”.

La AMAM plantea 7 elementos indispensables que la ley debería considerar para garantizar la reducción y prevención de muertes y lesiones por accidentes viales en México:

  1. Establecer una Agencia Nacional de Seguridad Vial, que implemente políticas y acciones concretas para la reducción de accidentes y que facilite la articulación de los esfuerzos en los 3 niveles de gobierno.
  2. Concurrencia de atribuciones de los 3 niveles de gobierno para implementar efectivamente la Ley General de Seguridad Vial.
  3. Mecanismos financieros que permitan la correcta asignación de recursos que hagan viable el desarrollo e implementación de planes, programas y proyectos de seguridad vial.
  4. Establecer un Observatorio Nacional de Seguridad Vial que provea información para la toma de decisiones de los 3 niveles de gobierno en materia de política pública.
  5. Definir criterios mínimos para la gestión de factores clave en la reducción de accidentes, como la velocidad, el alcohol y el diseño vial, que deberán considerarse en normas técnicas y serán homologados en los respectivos reglamentos de tránsito.
  6. Establecer mecanismos que faciliten la estandarización de registros vehiculares y obtención de licencias, considerando la protección y el resguardo de datos personales y facultades de las instituciones.
  7. Incluir criterios mínimos de seguridad vehicular bajo estándares internacionales, para ser derivados en las respectivas normas de dispositivos de seguridad vehicular en México.

Al respecto, Jorge Longoria, presidente de la AMAM y director de la Agencia para la Racionalización del Transporte de Nuevo León, expresó que la Asociación ha urgido una Ley General de Seguridad Vial desde el año 2017, e informó que actualmente existen 2 iniciativas: la primera propuesta por la sociedad civil con el apoyo de la senadora Patricia Mercado y la diputada Pilar Lozano; la segunda por el diputado federal de Morena, Javier Hidalgo.

Finalmente, Longoria resaltó que en la AMAM “reconocemos este esfuerzo, nos unimos y subrayamos la necesidad de que el gobierno federal se sume al proceso de construcción de esta ley”.