Search

Romper con el vicio de la impunidad

Romper con el vicio de la impunidad

Consejos para transitar en bici por la ciudad y acatar el reglamento vial 

Dicen que en México la impunidad ha matado a más personas que un automovilista. Y quizá hemos sido cómplices desde que no denunciamos hasta permanecer callados al ver “tanta transa” pasar frente a nosotros.

Y no es cifra menor: cada año en el país mueren más de 100,000 personas en accidentes de tránsito, en muchos de los casos por negligencia, violaciones a la ley y corrupción.

En días recientes se volvió a detonar la discusión sobre “la necesidad” de reordenar la convivencia entre peatones, ciclistas, automovilistas y usuarios de scooters eléctricos, ante una aparente saturación de vehículos no motorizados en la vía pública.

Esto, sumado al hecho de que en mes y medio se han registrado casi una decena de ciclistas y usuarios de scooters muertos al ser embestidos por automóviles, los reyes de las calles.

La discusión llegó hasta el Congreso de la Ciudad de México donde incluso se plantea que se debe tener una nueva regulación para evitar la invasión de bicicletas y patines en las calles, mejorar la planeación urbana y evitar accidentes.

Platicando con Bicimanager, un ciclista y activista de la ciudad, sobre este tema mencionó que no se necesita regular la convivencia para lograr armonizar y hacer cumplir el reglamento de tránsito, que ya existe, por cierto, y pone al peatón, al usuario del transporte público y al ciclista en el centro.

Es decir, hacer que se cumpla realmente la ley y se goce de un auténtico estado de derecho -de ese que eleva la competitividad-, da certeza y garantiza la justicia a los ciudadanos.

“La no sanción es el fomento a la impunidad”, dice. En la cultura del mexicano parece que el no respetarse en el transporte, en las banquetas, en las avenidas, es normal. La prioridad es el “yo llego y paso primero”, sin pensar en el beneficio y bienestar mutuo.

La gente no respeta el reglamento de tránsito porque sabe que no habrá consecuencias, mucho menos sanciones, cuando ha visto que un automovilista va a 80 km/h en una avenida de 50km/h, y el agente de tránsito sólo lo vio pasar.

Cuando el ciclista circula en sentido contrario o se sube a las banquetas, por donde transita el peatón y nadie le dijo nada; o cuando las autoridades piden “un moche” para evitar que encierren su carro en el corralón. Y así, muchos ejemplos.

La única forma de evitar más tragedias, atropellos y violaciones a la ley es cumplirla y que quienes no lo hagan, se les sancione. De otro modo estaremos en un circulo vicioso donde esté bien hacer las cosas mal.

¿Qué consejos seguir si quiero andar en bici o scooter por la ciudad?

Algunas organizaciones civiles, ciclistas y activistas han compartido algunos consejos que puede salvar vidas y además garantizar que quien vaya sobre una bici esté consciente de que hay reglas que se deben seguir.

Ver y ser visto

Para ir seguro en bicicleta, es fundamental ver y ser visto por los demás usuarios de la vía pública. En este sentido, es obligatorio que la bicicleta disponga de luces delanteras y traseras, y de unos reflectores. Para un máximo de visibilidad, plantéate usar un chaleco reflectante.

Respetar las señales de tránsito 

Tanto en bicicleta como en coche, debes respetar el Reglamento de Tránsito y las señales de tránsito. Deja a un lado los malos y peligrosos hábitos con la bicicleta: Está prohibido circular sobre las banquetas y en sentido contrario. Asimismo, es vital respetar al peatón y los espacios peatonales, si pides respeto empieza por respetar.

Usa casco

Aunque, de momento el Reglamento de Tránsito no considera el casco como obligatorio, es muy recomendable usarlo en todos los desplazamientos por la ciudad.

No lo dudes: ve seguro y protégete, el casco protege de caídas, pero no por usarlo debemos arriesgarnos (hay estudios que dicen que quienes usamos casco nos arriesgamos más, porque nos sentimos más seguros). Además te recomiendo usar guantes, que te ayudarán a evitar raspones en caso de caída, así como ampollas y manos frías.

Sin audífonos 

Estos dispositivos reducen tu percepción en el camino, en caso de que alguien te alerte de algo no lo podrás escuchar, además son distractores y un buen ciclista urbano siempre debe tener todos los sentidos en el camino.

Nunca adelantar por la derecha 

No intentes nunca adelantar por la derecha a otro vehículo, ni siquiera en un semáforo o en el tránsito. Te expondrías a unos riesgos enormes, sobre todo al adelantar a un autobús o un camión podrías ya que entrarías en el punto ciego del vehículo.

Si, por descuido, el conductor se desplaza ligeramente o gira a la derecha, podría no verte y atropellarte. Además, los pasajeros del transporte público se bajan en cualquier punto y no necesariamente en la parada del camión, por lo que debes de rodar con extrema precaución al ver ese tipo de vehículos detenidos.

En caso de mucho tránsito puedes adelantar a los coches circulando entre ellos para colocarte en el cajón de bicicletas del semáforo con extrema precaución y velocidad prudente.

Desplázate con armonía

Para circular en bicicleta por la ciudad hay que desplazarse en armonía con los vehículos y los demás usuarios de la vía pública. Mantente muy atento a los movimientos de los otros vehículos, tanto de coches como de motos, autobuses e incluso bicicletas.

Intercambiar una mirada con los conductores permite, por ejemplo, entenderse mejor. No perder de vista a los peatones en los pasos de cebra, es una costumbre que debemos tener en cuenta, de este modo, podrás frenar si es necesario.

Manten distancias

Al igual que en coche, la seguridad depende en parte de las buenas costumbres. Por seguridad, mantén siempre una distancia de unos metros con el vehículo que tienes delante y de 1.5m con los coches estacionados, de este modo evitarás el riesgo de chocar con una puerta que se abra de manera imprudente.

Comunícate con otros ciclistas 

Utiliza las manos para indicar cualquier cambio de dirección para evitar sorprender a los demás usuarios. Si giras a la izquierda, asegúrate de que ningún coche te esté adelantando. Estira el brazo y continúa, solo si la vía está libre.

Revisa tu bici

Limpiar tu bicicleta con un trapo húmedo semanalmente, esto ayudará a hacer una revisión y comprobar regularmente tus componentes. Los dos elementos fundamentales para garantizar tu seguridad son los frenos y las llantas, comprueba regularmente el estado de los frenos (cables deshilachados, zapatas, tensión) y presión y estado de las llantas, también te recomiendo limpiar las llantas con una escobeta y agua, esto ayudara a no tener acumulaciones de tierra. Por ultimo una vez al mes aplica desengrasante y aceite a la cadena y los cambios.

Prudencia y estado zen

La mejor forma de evitar un accidente es la prudencia, los caminos en la ciudad son circuitos abiertos, es decir, tienes que cuidarte de coches, autobuses, peatones y animales (aunque usted no lo crea). Rodar de manera prudente y a una velocidad moderada ayudara a poder frenar y evitar accidentes.

Muy seguramente al rodar ves cosas que están mal (baches, ciclistas que ruedan sobre la banqueta, automovilistas imprudentes, etc.) que eso no te afecte, disfruta tu rodada y recuerda que tú estás poniendo tu granito de arena en reducir el tráfico, saturación en el transporte público y haciendo ejercicio que es bueno para tu salud.



Reportero de negocios, inmobiliario, construcción e industria. Me interesa la economía, política, historia y antropología. Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Tengo experiencia en el sector público, la industria del acero, ingeniería civil, IT y corporativos; soy un nostálgico nacionalista contemporáneo que cree en la grandeza de su país. Asiduo lector de Juan Rulfo, José Revueltas y J. R. R Tolkien.