Search

Corporativos se mudan a oficinas Clase A en CDMX

Corredores como Reforma e Insurgentes están migrando a estos espacios por sus precios atractivos y ser edificios nuevos de alto perfil 

A pesar de la volatilidad manifestada en diferentes eventos del año pasado, la demanda de espacios de oficinas tuvo un desempeño sobresaliente al cierre del cuarto trimestre de 2018, de acuerdo con datos de de la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield.

De acuerdo con la firma, el inventario de oficinas Clase A en la capital registró un total de 6 millones 474,450 metros cuadrados (m²) y una absorción neta de 448,149 m², cifras que muestran una tendencia de preferencia frente a otros espacios de oficinas. 

“Es particularmente interesante observar la continua mudanza hacia espacios de mayor calidad, lo que ha hecho a la Ciudad de México un lugar donde una importante absorción positiva en edificios Clase A se presenta en paralelo con una absorción negativa de edificios Clase B y C”, señala la firma en el documento.

Este fenómeno, indica la consultora, estuvo presente en la mayoría de los submercados, pero fue más evidente en áreas de mayor antigüedad, como Reforma e Insurgentes, principalmente por la combinación de precios atractivos con edificios nuevos de alto perfil,

Cushman indicó que durante el 2018 se entregaron 659,200 m² de nuevos edificios de oficinas, 63.1% más que el promedio de los cinco años anteriores, pero el volumen de edificios en construcción es hoy 35.3% menor al de hace un año.

El sector gobierno y los servicios financieros mantuvieron el liderazgo, mientras que las empresas de tecnología y la industria de la comunicación continuaron su ascenso como grandes usuarios de oficinas.



Reportero de negocios, inmobiliario, construcción e industria. Me interesa la economía, política, historia y antropología. Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Tengo experiencia en el sector público, la industria del acero, ingeniería civil, IT y corporativos; soy un nostálgico nacionalista contemporáneo que cree en la grandeza de su país. Asiduo lector de Juan Rulfo, José Revueltas y J. R. R Tolkien.