Search

Así transformó la oferta culinaria a los centros comerciales

Así transformó la oferta culinaria a los centros comerciales

Desde los conceptos de comida rápida hasta los mercados gourmet, el mercado comercial se ha transformado en todo el mundo 

En la actualidad es difícil concebir un centro comercial exitoso sin una atractiva oferta culinaria que se vuelva un componente importante dentro del espacio, tanto para el desarrollador como los usuarios, de acuerdo con Jorge Lizan, managing director de Lizan Retail Advisor. 

“El mundo de los restaurantes y el de los centros comerciales están unidos actualmente, es difícil concebir un centro comercial en la actualidad sin una oferta culinaria adecuada, este es un fenómeno global, y Latinoamérica no es la excepción”, señala el directivo.

El directivo destaca que el concepto moderno de centro comercial, surgido en los Estados Unidos a mediados del siglo pasado carecía de un elemento importante, una oferta alimenticia de buena calidad. Así que de inmediato surgieron los “food court” que normalmente incluía restaurantes de comida rápida,

Esto tenía sentido en ese momento ya que el país se estaba “suburbanizando” y la gente quería comer algo rápido cuando visitaban el mall, pues sabían que al llegar a casa la cena estaba ya preparaba y era la oportunidad donde la familia se reunía para convivir.

“Pero el mundo ha cambiado y los consumidores han evolucionado, haciendo que tanto la industria inmobiliaria como la de retail se tengan que adaptar a las demandas de estos.

El cambio comenzó en los años ochenta y noventa cuando las cadenas de restaurantes casuales tipo “american grills” comenzaron a ocupar espacios en los centros comerciales, normalmente con un “stand alone” en el estacionamiento de estos, ni siquiera dentro del mall”, agrega Lizan.

Poco a poco estos conceptos fueron evolucionando hasta el punto donde los restaurantes “high-end casual” tipo Cheesecake Factory o P.F. Chang comenzaron a ocupar los accesos principales de muchos centros comerciales en los Estados Unidos.

Sin embargo hasta hace unos diez años, cuando el famoso llamado “apocalipsis del retail” comenzó a crecer, y muchos conceptos de retail que por muchos años fueron imprescindibles en centros comerciales comenzaron a cerrar tiendas.

Los desarrolladores de centros comerciales, cuenta Jorge Lizan,  se dieron cuenta que los restaurantes y la comida eran importantes para sus clientes y generaban el tráfico que tanto estaban buscando mantener.

Al mismo tiempo, el sector de alimentos y bebidas estaba también cambiando rápidamente: los conceptos de restaurantes casuales comenzaron a perder tráfico y nuevos segmentos fueron creados.

En especial, los conceptos que comenzaron a ocupar más espacios en centros comerciales fueron del segmento “fast casual”, que apenas hace pocos años no existía. Esto coincidió con el renacimiento de los “Food Halls” y mercados de comida, los cuales contienen mayoritariamente conceptos de alimentación que se pueden considerar “fast casual”.

“Todo lo anterior nos trae al presente, donde los proyectos de inmobiliarios más exitosos, muchos de los cuales son de usos mixtos casi invariablemente, presentan una combinación de restaurantes casuales, conceptos “fast casual”, en los proyectos localizados en demografía alta también hood halls y restaurantes de autor, y en los localizados en estratos medios y bajos aún podemos ver food courts”. concluye el directivo.



Reportero de negocios, inmobiliario, construcción e industria. Me interesa la economía, política, historia y antropología. Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Tengo experiencia en el sector público, la industria del acero, ingeniería civil, IT y corporativos; soy un nostálgico nacionalista contemporáneo que cree en la grandeza de su país. Asiduo lector de Juan Rulfo, José Revueltas y J. R. R Tolkien.