Search

¿A qué se debe el boom de la vivienda vertical en el área Metropolitana de Monterrey?

Por Jaume Molet Pérez

La construcción de vivienda vertical en Monterrey y su área metropolitana está en su punto máximo. Conforme al Reporte de Mercado Inmobiliario Residencial del estado de Nuevo León 2018 de Lamudi; el cual indica que, en la actualidad cerca de 25% de las personas que busca casa en los segmentos medio y alto, prefiere los departamentos.

Esto se debe a que las propiedades están en constante modificación para sus pobladores, ya que pueden encontrar un alquiler mensual de alrededor de 5 mil pesos, hasta residencias arriba de los 60 mil pesos.

Las inmobiliarias en México deben saber que a pesar de que la zona metropolitana de Nuevo León tiene una clara tendencia al desarrollo de vivienda horizontal, como se nota en el auge de residencias en Monterrey, el crecimiento vertical en la región ha tenido un crecimiento importante gracias a la repercusión de la densidad poblacional en ciudades como San Pedro Garza García, Santa Catarina y la capital del estado. Ésta junto con el desarrollo industrial ha hecho prosperar el mercado de los bienes raíces en Monterrey.

La razón de este boom inmobiliario es que la gente está buscando habitar más cerca de donde trabajan, estudian, se divierten o van de compras, ante ello, la demanda de vivienda vertical ha estado creciendo desde hace algunos años en esa ciudad y en su área metropolitana.

Los habitantes quieren estar más cerca de donde siempre han hecho su vida, y ante ello, el tema de la ubicación es uno de los más importantes valores agregados que ofrecen los diversos complejos verticales que se construyen en la ciudad.

Otro de los factores que favorece la construcción de departamentos es la escasez de tierra en buenas ubicaciones para desarrollar vivienda tradicional.

Desde el punto de vista de la demanda, una de las razones que explican este fenómeno es el crecimiento que registra la ciudad en términos de nuevas familias, personas de origen foráneo, estudiantes, e incluso, el tema de los divorcios, un fenómeno que se da cada vez con mayor frecuencia en la metrópoli.

Hasta ahora, el perfil de los clientes que demandan propiedades en desarrollos verticales lo conforman parejas jóvenes y de la tercera edad, personas solteras, estudiantes y ejecutivos.

Sobre la perspectiva en este tipo de desarrollos de vivienda vertical en Monterrey, si nos comparamos con otras ciudades mucho más densas, como la Ciudad de México (CDMX), aún falta mucho camino por recorrer.

Al día de hoy, en el municipio de San Pedro, la zona Valle, Valle Oriente y Campestre, es donde existe más desarrollo de vivienda vertical. Para el resto del área conurbada, las comunidades predilectas son San Jerónimo, Cumbres, Valle Poniente, Chepevera, Centro de Monterrey, Country y sur de la ciudad.

Podemos decir en conclusión que, en cuanto a la vivienda, el desarrollo vertical de Nuevo León como en todos los demás estados industrializados de la república, la tendencia a adquirir un departamento ha ido a la  alza. La capital ocupa el primer lugar con un 79% en cuanto a la vivienda social, muy cercanas se encuentran San Pedro Garza García y Santa Catarina; en cuanto a la vivienda media, Guadalupe es un municipio con un mantenimiento a este tipo de propiedad.

Un lugar interesante para el complejo inmobiliario vertical es García, en donde el 17% de los habitantes prefieren adquirir un departamento Residencial Plus.

Con esto, los desarrolladores inmobiliarios de Nuevo León han encontrado en la arquitectura vertical un nuevo modelo de desarrollo urbano para transformar el   área metropolitana de Monterrey, por lo que actualmente están en proceso de construcción alrededor de 58 edificios de uso residencial y comercial, con una inversión trianual estimada en 15,000 millones de pesos, siendo los usos mixtos la tendencia focalizada.

Por Jaume Molet Pérez

Director General para Lamudi México

Twitter: @LamudiMX

Mail: [email protected]

Egresado de la Universidad Politécnica de Cataluña, en donde obtuvo el título de Ingeniero Industrial. Por más de 10 años, Jaume ha sido consultor de estrategia y operaciones en grandes firmas de nivel internacional como AT Kearney, desarrollando estrategias de negocio para las firmas en Alemania, Reino Unido, Arabia Saudita y México, en el mercado Latinoamericano.