Search

Edificios usados le dan valor a Polanco y la Roma

Destaca Polanco IV en la venta de departamentos

En Polanco, la plusvalía en el segmento usado es de 18.4% de junio de 2017 a junio de 2018 mientras que en la Roma es de 35%

Los inmuebles usados se han vuelto muy atractivos para la inversión por la plusvalía y las ganancias obtenidas al rentar, principalmente en colonias como la Roma o Polanco, de acuerdo con los Reportes de Mercado del portal inmobiliario Propiedades.com.

“En estas zonas, el nicho usado ofrece la mejor ruta para capitalizar los rendimientos y mejorar los flujos de liquidez de las mezclas inmobiliarias. Esto permite desarrollar mejores edificaciones, que respondan a los requerimientos actuales de soluciones habitacionales de sus residentes”, explicó Leonardo González, analista de Real Estate del sitio. 

El directivo señala que existen tres indicadores que revelan las condiciones que han vuelto muy atractivas a estas zonas con este tipo de edificios. 

La plusvalía de la zona

En Polanco, la plusvalía en el segmento usado es de 18.4% de junio de 2017 a junio de 2018, lo que contrasta con el segmento nuevo, que reportó una variación a la baja de -2.8por ciento

En la Roma las propiedades nuevas registran una plusvalía de 12.7%, que “si bien es una cifra favorable, se coloca por debajo de las usadas, que reportaron 35 por ciento”.

“En el caso de Polanco se logra un máximo histórico y para Roma, una fase ascendente liderada por las opciones de venta y renta de departamentos usados”, explicó González Tejeda.

Rentabilidad

Por otro lado, en Polanco, la rentabilidad bruta de alquiler (RBA) registrada para esta zona fue de 4% para edificios usados y 3.6% para nuevos, mientras que en la Roma, los usados registran 5.9% y 4.9 los nuevos.

“Al haber elevada demanda por esta zona vemos que el segmento usado, que también es más barato entonces reporta una mayor rentabilidad por alquilarlos”, detalló González.

Tiempo en el mercado

En Polanco, los espacios usados se venden más rápido (77 días) que los nuevos (239 días) y en Roma, si bien los nuevos tienen ventas más rápidas, con 63 días, los usados tardan 68 días.

“Esto da indicios de que estos ciclos inmobiliarios se están consolidando”, concluyó Leonardo González.



Reportero de negocios, inmobiliario, construcción e industria. Me interesa la economía, política, historia y antropología. Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Tengo experiencia en el sector público, la industria del acero, ingeniería civil, IT y corporativos; soy un nostálgico nacionalista contemporáneo que cree en la grandeza de su país. Asiduo lector de Juan Rulfo, José Revueltas y J. R. R Tolkien.