Search

CAM-SAM envía postura sobre NAICM a Andrés Manuel López Obrador

CAM-SAM envía postura sobre NAICM a Andrés Manuel López Obrador

Arquitectos harán resiliencias en alcaldías para desarrollar protocolos ante contingencias

El Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México y la Sociedad de Arquitectos Mexicanos  (CAM-SAM) consideran que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) es una apertura de oportunidades para la planeación urbana-metropolitana.

En conferencia de prensa, Susana Miranda Ruiz, presidenta de CAM-SAM, destacó que esta obra permitirá que las regiones aledañas sean beneficiadas en el desarrollo social sostenible con mejoras en vivienda, infraestructura, servicios públicos y ambientales.

“La ciudad se mostrará beneficiada porque la terminal tendrá una buena ubicación, también, la población de la región que necesita un impulso en su desarrollo económico, por eso es que el Colegio participará con proyectos cercanos al nuevo aeropuerto”, señaló Miranda Ruíz.

Sin embargo, subrayó que están conscientes del impacto ambiental que conlleva la construcción de la obra por ello es que recomendó implementar esquemas que mitiguen la acción, con el fin de evitar que crezca la mancha urbana.

“Es necesario matizar los procesos urbanos, incluir mecanismos de control del desarrollo urbano y zonificación primaria y secundaria, además, planear zonas de reserva territorial, así como estudiar y gestionar lo ambiental”, subrayó.

La presidenta indicó que CAM-SAM hizo entrega de su postura al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, con el objetivo de que sean considerados en futuros proyectos y resoluciones que tengan que ver con el sector.

En otro tema, dio a conocer que el Colegio formó un Comité Técnico para desarrollar protocolos en función de contingencias, como el de los sismos de septiembre del 2017, para ello, señaló que se han llevado a cabo reuniones con los próximos mandatarios de las 16 alcaldías de la Ciudad de México para realizar resiliencias en las demarcaciones.

La idea, es que miembros pertenecientes a la Sociedad de Arquitectos participen activamente en el reconocimiento de los espacios, para que, en un futuro y de ser necesario, desarrollen soluciones a problemas urbanos arquitectónicos y de esta manera cumplir con el servicio social que les compete por su profesión.