Search

Proyecto de arquitectos de la UAQ gana concurso nacional de Infonavit

Proyecto de arquitectos de la UAQ gana concurso nacional de Infonavit

La localidad de San Nicolás, en Tequisquiapan enfrenta un crecimiento desordenado de las viviendas, por lo que necesita de un plan que ayude a compactar y consolidar la zona

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) llevó a cabo, a través del Centro de Investigación para el Desarrollo Sostenible, su sexto concurso nacional, el cual tuvo como temática ‘Habitar el territorio’, concepto que implica entender las condiciones de un lugar y su población para crear un diseño arquitectónico de un prototipo de vivienda.

Tras una selección de trabajos, el proyecto ‘Vecindad Rural TXS‘, de cuatro egresados de Arquitectura de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), resultó ganador del primer lugar, tras competir con 240 equipos del país, es decir, alrededor de 1,400 estudiantes.

Los arquitectos ganadores Lupita Monserrat Ramírez Loyola, Fernanda Denisse Duarte Arriaga, Eber Granados Ávalos y Hugo Humberto Arteaga Espíndola, recibirán el premio de manera oficial durante la Cumbre Infonavit.

El proyecto ‘Vecindad Rural TXS’ se enfoca en la localidad de San Nicolás, en el municipio de Tequisquiapan, lugar que cuenta con una población de 150 habitantes por hectárea y que se dedica principalmente a la producción de ladrillo rojo recocido para la construcción.

Dicho sitio está justo a mitad de camino entre Tequisquiapan y San Juan del Río, por lo que se debate entre mantenerlo como pueblo o unirlo a la metrópoli, ya que enfrenta retos como crecimiento poblacional, pérdida de identidad, contaminación industrial, entre otros.

Además, uno de los problemas que enfrenta esta localidad es el crecimiento desordenado de las viviendas, en donde primero construyen una casa y conforme crece la familia se insertan más viviendas alrededor de manera aleatoria y sin orden.

Por tal motivo, la propuesta de los egresados UAQ planea un pie de condominio adaptada al entorno natural, con la posibilidad de introducir y mantener prácticas sostenibles, mejorar la economía local y familiar, generar identidad, además que aporte beneficios al espacio público y esté orientada al crecimiento.

De esta manera, en un lote tipo de 750 metros cuadrados (m2), los arquitectos plantearon la construcción de la primera casa alineada a la calle, a la cual se le adicionan módulos privados conforme van creciendo las familias, lo que resulta en la posibilidad de crear delimitaciones entre los espacios familiares.

Los ganadores concluyeron que dentro de la mancha urbana de San Nicolás existen diversos lotes baldíos que pueden aprovecharse para compactar y consolidar la localidad, en vez de expandirla, lo que contribuye a hacer un uso más eficiente y ordenado del suelo ya que permite el aumento de la densidad poblacional de 150 a 300 habitantes por hectárea.



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM. Amante de las redes sociales. Actualmente Community Manager en Centro Urbano. Alegre, terca y sincera.