Search

Arquitectos e ingenieros rusos que pasaron a la historia

Los tres rusos que dedicaron su vida a transformar el mundo

Los arquitectos e ingenieros fueron parte fundamental de la historia rusa, a través de sus proyectos transformaron la tecnología y el pensamiento humano,  por eso aquí te presentamos los trabajos más emblemáticos de los tres personajes rusos que decidieron dedicar su vida a transformar los espacios y explorar lo desconocido.

 Galina Andreevna Balashova es la arquitecta y diseñadora rusa que estuvo involucrada en la famosa carrera espacial soviética en contra de Estados Unidos. Gracias a sus estudios en el Instituto de Arquitectura de Moscú, trabajó en el proyecto espacial remodelando el módulo orbital de Soyuz, con lo que facilitó la vida y el trabajo a sus tripulantes en la estación.

Desde ese momento se encargó de diseñar y supervisar los interiores de diversas naves. Uno de sus mayores retos fue lograr que las áreas pequeñas de las cabinas pudieran funcionar en el espacio donde no hay gravedad. Entre sus contribuciones destacan la introducción del velcro con el que fijaba los objetos a su sitio y el código de colores. Éste último era un sistema eficiente en donde cada elemento de la cabina (techo, piso, área de trabajo) tenía un color diferente, evitando que los astronautas se desorientaran cuando estuvieran bajo los efectos de la gravedad cero.

 Moiséi Yákovlevich Gínzburg fue un arquitecto y urbanista ruso egresado del Instituto Politécnico de Riga. Se encargó de resolver el problema de vivienda social como director de la Normalización de Stroik. Como parte de sus soluciones desarrolló el edificio Narkomfin en Moscú, en colaboración con el también arquitecto Ignaty Milinis y el ingeniero Sergei Prokhorov.

El edificio es considerado como uno de los proyectos de vivienda más experimentales en la época modernista. Ya que era poco usual que los diseños de casas habitacionales comunales pudieran alojar a personas solteras y familias, con o sin hijos. Además contaba con espacios equipados con un comedor colectivo, gimnasio, guardería y hasta lavandería. Lo anterior dio paso a una nueva dinámica de convivencia y estructuración de la sociedad que redefinió el concepto de vivienda. Actualmente este edificio se encuentra dentro de la lista en peligro por la UNESCO y está propuesto para ser transformada en un hotel.

A pesar de que gran parte de su trabajo se enfocó a entender las necesidades de las nuevas familias. Otra de sus propuestas fue crear una Ciudad Verde para convertir a la ciudad de Moscú en un parque-museo que recuperara el espacio natural.

Por último se encuentra Vladímirovna Tereshkova, la primera mujer en viajar al espacio. Se graduó como ingeniera espacial en la Academia de la Fuerza Aérea de Zhukovski. Y en 1962 fue elegida en la sección femenina de cosmonautas. Su misión consistió en comprobar que la resistencia física y psicológica al estar en contacto con una atmósfera distinta a la tierra, era igual a la de un hombre.

Después de su gran hazaña le otorgaron el título de Heroína de la Unión Soviética, para más tarde convertirse en una de sus portavoces. Su última distinción fue por parte de la asociación internacional de Londres como ‘Mujer del siglo Veinte’.