Search

Hay incertidumbre inmobiliaria ante nuevo gobierno de la CDMX

Hay incertidumbre inmobiliaria ante nuevo gobierno de la CDMX

La industria podría frenarse hasta entender la operación del Instituto de Planeación

El desarrollo inmobiliario en la Ciudad de México se podría frenar con la entrada en vigor de la Constitución local, ya que el documento final fue un arreglo de los partidos políticos por presumir que habían logrado la transición de Distrito Federal a la entidad 32, cuando en el fondo era hacer que las instituciones, leyes y reglamentos que se tienen se hicieran cumplir.

Así lo consideró Jorge Gamboa de Buen, director de Desarrollo de Negocios de Fibra Danhos, dijo que la Constitución fue un arreglo institucional, en donde los desarrolladores consiguieron que no se establecieran aspectos que limitaran más el desarrollo, como la Ley de Plusvalías, es decir, separar el derecho que tiene un terreno, al ser propiedad privada, del derecho que tiene a construir, ya que este derecho sería de la ciudad y lo podría vender o rentar.

“Es un documento que consideramos que tuvo varios errores, incluso quien es más probable que asuma el gobierno no estuvo de acuerdo con la Constitución. Cuando echen a andar el Instituto de Planeación se debe ver que no quedé en manos de gente que nunca han dado un golpe práctico en la ciudad, que sólo han estado en la academia y podrán ser muy buenos en las aulas, pero que no saben cómo funcionan las ciudades, quienes tienen aversión por el capital privado y las empresas”.

También explicó que la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) elabora una propuesta de del Instituto de Planeación para presentársela al próximo Congreso capitalino, para que no sólo se digan que los han escuchado, sino presentar algo concreto.

Con el objetivo que no pase como con la Ley de Condominios, en donde se estableció que no se pueden escriturar; además, los desarrolladores tienen que dar una fianza por el total del valor del total de la inversión para siempre.

“Tanto en la Ciudad de México, como en los estados necesitamos gobiernos que funcionen, pero el arreglo institucional es muy deficiente porque con la teoría del municipio libre la administración urbana es un desastre, no puede ser igual un municipio de la sierra de Oaxaca que Zapopan o Garza García; sin embargo, son iguales”.

Eugene Towle, socio director de Softec, agregó que el próximo gobernante de la capital del país estará obligado a constituir las alcaldías, a establecer los consejos, hacer el Instituto de Planeación, a hacer al plan de la ciudad para 20 años, quizá cambie la manera de otorgar permisos y licencias, los usos y densidades del suelo. Según algunos análisis, cada vez de una disrupción de este tipo toma entre 3 y 10 años a las comunidades adaptarse.

“Por ejemplo, cuando se estableció el Bando 2, que entró en 2001, hasta 2007 se pudo recuperar el volumen de ventas de casas nuevas y hasta 2004 a que se recuperara el valor”.

Respecto a la comercialización de viviendas en la ciudad, Alejandro Kuri, presidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), consideró que habrá un periodo de aprendizaje sobre la Constitución, sobre todo en el otorgamiento de licencias y permisos.

“La sobrerregulación, en afán de protegerse o de cumplir con promesas de campaña van a cerrar o hacer más agresivas los requisitos para dar licencia, esto va a alentar el mercado, desanimar a muchos inversionistas, muchos que ya habían encontrado el camino y generado pymes que desarrollaban con éxito en las grandes ciudades, podrían frenar su crecimiento”.

En cuanto al desarrollo de bienes inmobiliarios industriales, Héctor Ibarzábal, presidente de la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP), dijo que la capital del país no es una región atractiva para el desarrollo de este tipo de inmuebles, sino que los actuales servirían como materia prima para reconversión.

“El ejemplo más claro es Antara, que era la planta de la General Motors, la Ciudad de México no es una ubicación fértil para la inversión en bienes industriales, hay una participan importante de estos en la medida que son materia prima para una reconversión, como se han dado muchos casos, para desarrollar con la actividad del comercio electrónico y con el tema de la logística se requiere facilities industriales”.

Sin embargo, consideró que en el área conurbada, sobre todo en los alrededores del Circuito Exterior Mexiquense, se instalarán más centros logísticos, sobre todo por el crecimiento que tendrá el comercio electrónico, ya que muchas de estas transacciones se pueden entregar el mismo día de la compra.

“En México tendemos a ver que eso va a pasar dentro de 20 años; no, el futuro ya está aquí. Habrá necesidad de centros de última milla, aunque no generarían la misma cantidad de empleos que la industria manufacturera”.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.