Search

Candidatos para gobernar la CDMX presentan soluciones de movilidad

Candidatos para gobernar la CDMX presentan soluciones de movilidad

Extender líneas de Metro y Metrobús, modernizar microbuses y atender escases de agua fueron algunos de los principales temas

El 18 de abril se realizó en el Instituto Politécnico Nacional el primer debate convocado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México entre los candidatos a la Jefatura de Gobierno para hablar sobre sus propuestas para solucionar las problemáticas del Urbanismo y sustentabilidad.

Alejandra Barrales, de la coalición Por la CDMX al Frente, expreso que es necesario visualizar a la ciudad a largo plazo, por lo que compartió los cinco compromisos del plan maestro a 30 años que presenta: visón de largo plazo, visión metropolitana, garantizar una visión integradora, nueva relación entre población y gobierno, garantizar estado pleno de derecho.

Comentó que su propuesta de movilidad incluye el uso de una sola tarjeta para el transporte público en la capital, así como transporte gratuito para estudiantes de nivel preparatoria y universidad; propuso también 25 kilómetro más para el Metro, 80 kilómetros de Metrobús, 250 kilómetros de ciclovías y 50 kilómetros de metroférico para conectar a las zonas altas.

Mariana Boy, candidata del PVEM, aseguró que aumentará el número de inspectores para detener las construcciones irregulares y dar castigo a responsables de obras que no cumplan la ley e indicó que definirá políticas públicas que no permitan los desarrollos inmobiliarios irregulares. Pretende implementar un programa de formalización de microbuses no regulados para que ofrezcan unidades dignas y rastreables.

De igual forma, se comprometió a construir 50 kilómetros más de Metro y otros 50 para Metrobús, además de una política de horarios escalonados en los trabajos para descongestionar al transporte público y las vialidades, pues comentó “un transporte público menos congestionado es más seguro”.

En cuanto a las problemáticas de la falta de agua, expuso que en la ciudad existen 60,000 tomas clandestinas, y que, para lograr una distribución más justa de la misma, buscará eliminar subsidios de los grandes consumidores de esta y sancionará con arresto de hasta 36 horas a las personas que la roben.

Purificación Carpinteyro, la candidata del Partido Nueva Alianza, propone la utilización de concreto permeable para que el agua de lluvia sea absorbida y aprovechada por el subsuelo; aseguró que este tipo de material ya ha sido utilizado en diferentes lugares de México y el extranjero, y que otro de sus beneficios es que es 30% más barato que otros materiales.

Para sus primeros seis meses de gobierno prometió que los vagones de metro que se encuentran reparación serán arreglados en su totalidad para agilizar el tiempo de espera, además de que integrará más trenes al servicio.

Propone invertir 3,000 millones de dólares para modernizar el metro y convertirlo en la primera opción de transporte de los ciudadanos, además de invertir en n paneles solares para pagar por la energía un precio razonable y colocar cámaras para monitorear el reflujo vehicular.

La candidata independiente Lorena Osornio prometió una ciudad libre de contaminación y con atención al tema del agua; expresó que el Metro tiene una capacidad insuficiente para toda la demanda que recibe. Aseguró que combatirá la corrupción y a los partidos políticos al señalarlos como los responsables del desabasto de agua en zonas como Iztapalapa.

Indicó su compromiso en materia de seguridad como su principal propuesta, para lo que propone mejorar el equipo de cámaras de videovigilancia en toda la ciudad; propuso brindar a la policía con el equipo necesario para realizar su trabajo. De igual forma, pretende atacar el problema de la deserción escolar y se compromete a generar empleos bien pagados.

Para combatir las problemáticas de movilidad en la CDMX, el candidato del PRI, Mikel Arriola, propone, con los activos que no se han utilizado, construir 100 kilómetros de Metro, además de utilizar el flujo de efectivo en darle densidad a la construcción de estaciones.

También buscará la implementación de tres trenes suburbanos, que los tráilers salgan de la ciudad con un circuito exterior y renovar los 25,000 microbuses que circulan en la ciudad.

Al igual que sus contrincantes, habló de la gravedad que las fugas de agua representan y llamó a reparar los 12,000 kilómetros de tuberías, además de construir nueve plantas de tratamiento, instalar equipo de captación pluvial en los hogares y un acuaférico en Iztapalapa.

Marco Rascón, candidato del Partido Humanista, inició su participación en el debate sobre Urbanismo y Sustentabilidad al indicar que, para solucionar los problemas de falta de agua en la CDMX, buscarán una distribución equitativa del agua, prometió reparar las tuberías para evitar más fugas, la construcción de nueve plantas de tratamiento para recuperar el agua y aseguró que en esta ocasión Iztapalapa si obtendrá su acuaférico.

Además, pretende reducir el consumo del agua por persona, de 340 litros, a 160 como lo establece la Organización Mundial de Salud; esto a través de una política pública dentro de los hogares, donde se da más del 35% de las fugas. Finalizó en este tema al expresar que “El agua y la movilidad son cuestiones que requieren acuerdos y no se resuelven en un gobierno”.

Como representante de la coalición Juntos Haremos Historia, de Morena, la candidata Claudia Sheinbaum Pardo indicó que busca mejorar la ciudad con su proyecto Innovación y Esperanza, con lo que pondría orden al desarrollo inmobiliario que no satisface las necesidades de la población, “Vamos a mejorar la movilidad, el servicio de agua potable, los espacios públicos y crear nuevos. Con capacidad y planeación. Esa es la Ciudad innovadora”.

Sus propuestas para mejorar la movilidad giran en torno a cinco ejes: coordinación central, implementar el uso de las tecnologías en los medios de transporte, regular el transporte concesionado y permitir nuevas tecnologías para hacerlo más eficiente; rejuvenecer y repotencias los sistemas de transporte público; crear 38 kilómetros de Cablebús, un sistema de transporte masivo para habitantes de Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Tlalpan y Álvaro Obregón.

Para prevenir las fugas de agua, que representan un desperdicio de 40% del líquido vital, propone un sistema de medición que contemple la presión del agua, además de un sistema de captación de agua pluvial en más de 100,000 viviendas de Iztapalapa y Tlalpan.

Agregó que aumentaría cinco veces el presupuesto para defender el suelo protegido de la Ciudad de México, y negó que los segundos pisos representen un problema para la movilidad.