Search

Desarrollo industrial comenzó a recuperarse en el Bajío

Desarrollo industrial comenzó a recuperarse en el Bajío

La absorción neta en los tres primeros meses de este año registró una caída de 42%

Al término del primer trimestre de este año el inventario industrial Clase A en el Bajío cerró en 11.2 millones de metros cuadrados (m²), esta cifra es 16% superior en comparación con el mismo periodo de 2017. Además, están en construcción más de 600,000 m², así lo informó la consultora inmobiliaria CBRE.

Este incremento se debe a que los desarrolladores han retomado sus inversiones, ya que varios proyectos que se detuvieron en 2017 retomaron sus actividades en los tres primero meses de este año, esto también ocurre en las ocupaciones, ya que se han cerrado varias que se pospusieron.

“El año pasado estuvo marcado por la incertidumbre económica y política, que se vio reflejada en el sector inmobiliario industrial a través de la reserva de los desarrolladores para iniciar proyectos, así como en los inversionistas para consolidar nuevas ocupaciones. Sin embargo, 2017 fue record para el Bajío en la absorción neta acumulada, hecho que hace más notoria la baja en la absorción neta al inicio de 2018, pues cayó 42% respecto al primer trimestre del año pasado”, detalla el reporte de CBRE.

El descenso se debió a un cierre de año lento en toda la región en cuanto a construcciones, ya que en el Bajío un alto porcentaje de la absorción neta es impulsada por los desarrollos hechos a la medida, alrededor de 60%. Aunque el mercado da muestras de reactivarse con nuevos inquilinos, así como por expansiones de empresas ya instaladas.

Además, las construcciones que están en proceso permiten hacer proyecciones más optimistas, agrega el documento, en el primer trimestre comenzaron obras varios desarrollos especulativos, que se suman a las que ya estaban en construcción, en conjunto, los espacios en construcción es 20% más alta de la que se registró en 2017, principalmente en obras de Vynmsa, Advance y Vesta.

“La nueva oferta registró una cifra superior a los 220,000 m² al término del primer trimestre de 2018, lo cual se encuentra dentro de un rango estable. Esto se debe a la influencia del año anterior, dado que los proyectos BTS habían permanecido estancados”.

En la región, Querétaro está considerado el mercado más dinámico, pero desde el año pasado su actividad comenzó a ser más moderada, ejemplo de eso es que su inventario incrementaba en promedio 18% anual desde 2014, mientras que en el primer trimestre de este año sólo fue de 13 por ciento.

Aunque son cifras que se consideran saludables si se toma en cuenta el ciclo inmobiliario, donde los mercados maduros se estabilizan al pasar su punto se auge; la tasa de vacancia de Querétaro fue de 6.3%, por lo que ha sido la más baja en cuatro años.

En el caso de Guanajuato, la entidad ha mantenido sus indicadores positivos desde 2016. Al fin del primer trimestre de este año, tuvo un crecimiento respecto al mismo periodo de hace un año en absorción bruta, con una cifra cercana a los 100,000 m², lo que es casi 40% mayor a la del mismo trimestre de 2017, con esto se redujo la tasa de vacancia en 5.3%, similar a la que se tuvo en los tres primeros meses de 2016.

San Luis Potosí cobró impulso desde mediados del año pasado, además ha modernizado su oferta y tiene mayor capacidad para instalar nuevos inquilinos, debido al incremento en su inventario de 16% en este trimestre y por la ampliación de varios parques industriales con terrenos para expansiones.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.