Search

Continúa compromiso de reducir contaminación

Notariado mexicano ofrece servicios a víctimas de sismo

El mandatario capitalino reiteró los logros de la CDMX que la ha mantenido presente en C40

 

Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, informó que desde la implementación del Programa Hoy No Circula, la ciudad ha presentado una importante disminución en los índices de contaminación ya que 1990 se tenían hasta 400 puntos IMECA. Actualmente, se determina contingencia ambiental a partir de los 150 puntos.

Reiteró su compromiso de continuar con la implementación de acciones que combatan la contaminación y recordó que, gracias a las ya implementadas, la CDMX se ha mantenido presente en C40 como punta de lanza en Latinoamérica, hecho que le ha valido reconocimientos internacionales.

Comentó que para continuar con esta línea es necesaria la introducción de más vehículos eléctricos y el impulso a las empresas para que lleven a cabo auditorías.

En relación a una nueva convocatoria de reunión con jefes delegacionales, el mandatario capitalino indicó que, debido a que los temas son de interés general, el llamado es abierto para los titulares de las demarcaciones “Volveremos a realizar la convocatoria, atendiendo a esta petición por escrito que hicieron los jefes delegacionales excepto Cuauhtémoc, vale la pena destacar, que esa carta no la firma el encargado de la delegación Cuauhtémoc solamente la firman los otros cuatro jefes delegacionales y encargados de despacho”.

La secretaria de Gobierno, Patricia Mercado Castro, dejó claro que se llevará a cabo la firma del Pacto de Civilidad política en una sola mesa de trabajo con respeto a los planteamientos de cada partido.

A su vez, Tania Müiller García, secretaria de Medio Ambiente (Sedema), aseguró que en comparación con años anteriores la calidad del aire ha mostrado mejoras y reconoció que la flota vehicular crece con el paso del tiempo, sin embargo, la CDMX contrarresta sus efectos con acciones emergentes.

Por ello, indicó que uno de los retos a superar es integrar las políticas públicas a nivel megalópolis para reducir los niveles de ozono.