Search

CDMX = Ciudad Resiliente

CDMX = Ciudad Resiliente

Por Jaume Molet Pérez.

 

Dividida en tres zonas sísmicas, Ciudad de México es otra desde hace dos semanas.

 

A la primera semana de octubre el saldo de daños por el sismo del 19S, reportado por Protección Civil y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), da cuenta de poco más de 220 fallecidos y un total de 4 mil 510 edificios revisados por expertos de la UNAM y el propio Cenapred, Las labores de rescate continúan en algunos inmuebles, aunque las posibilidades de encontrar sobrevivientes son cada vez más pequeñas.

 

Las delegaciones Benito Juárez y Cuauhtémoc son las más afectadas y un mapa difundido por Aristegui Noticias lo confirma, ubicadas en las zonas sísmicas II y III estas demarcaciones se encuentran en un suelo sumamente inestable, sin embargo zonas como San Gregorio en Xochimilco no deben ser olvidadas pues el nivel de destrucción aquí es también muy significativo y doloroso.

 

Los puntos críticos han sido marcados, las zonas vulnerables de CDMX están perfectamente identificadas y sacudiéndonos los impactos psicológicos, el miedo, es momento de llevar el concepto de resiliencia urbana a la planificación, a la inversión de obras.

 

La reconstrucción de la capital de México es un camino largo, con muchas etapas y el papel que jugará el sector inmobiliario es fundamental. Una tragedia como la que hemos vivido, como la que estamos viviendo, no debe de pasar sin dejarnos aprendizajes pues si bien, nadie puede predecir el próximo movimiento sísmico, lo cierto es que tenemos que trabajar para adaptarnos, para transformarnos, para resistir y recuperarnos de la siguiente situación límite que vivamos, eso es resiliencia urbana.

 

Hoy por hoy, ante el cambio climático y el ritmo de crecimiento tan acelerado que tienen las ciudades (ONU-Hábitat ha difundido que el 80% de la población mundial habita ya en ciudades), no hay duda de que el concepto de resiliencia urbana debe ser pilar en la agenda de desarrollo urbano de cada país, de cada ciudad de este planeta.

 

Tras ver la respuesta inmediata de la sociedad capitalina, sé que el pueblo mexicano es sumamente resiliente, se levanta de entre los escombros, se sacude y ayuda a quién lo necesita.

 

El reto, entonces, es construir una ciudad adecuada y a la altura de tal ciudadanía.

 

Para nadie es desconocido que el Valle de México se encuentra en una zona lacustre, partiendo de esta contundente realidad se debe planear y llevar a cabo la edificación en CDMX, las construcciones deben ser proyectadas tras estudios exhaustivos del suelo, estos estudios topográficos deben ser obligados pues de ellos dependerá la forma en que se dote a los edificios de los mecanismos adecuados para resistir, buscando reducir al mínimo su vulnerabilidad ante movimientos telúricos como él de hace unas semanas.

 

Así, tras el terremoto, en CDMX se debe avanzar y converger en el diseño de una nueva ciudad, una ciudad que no sólo de respuesta inmediata, una ciudad que aminore los daños, que los reduzca para que la recuperación, la reconstrucción no sea también, un proceso traumático y prolongado.

 

Jaume Molet Pérez. Egresado de la Universidad Politécnica de Cataluña obteniendo el título de Ingeniero industrial. Por más de 10 años, Jaume ha sido consultor de estrategia y operaciones en grandes firmas de nivel internacional como AT Kearney, desarrollando estrategias de negocio para las firmas en Alemania, Reino Unido, Arabia Saudita y México, en el mercado Latinoamericano. Actualmente Jaume es Director General para Lamudi México.

@MoletJaum

[email protected]