Search

Reconstruir juntos, barrio por barrio

Por Dra. Louise David.

 

¿Qué queremos reconstruir? La sociedad civil y la iniciativa privada se están haciendo esta pregunta ahora. El gobierno anuncia la reconstrucción rápida de las viviendas destruidas. Es cierto que hay que atender a las personas que perdieron su hogar, su patrimonio, su espacio de vida y de desarrollo. Pero ¿de verdad queremos reconstruir todo como era antes? ¿Acaso lo que había antes funcionaba de manera satisfactoria?

En la Alianza para la Regeneración Urbana creemos que hay que detenernos un momento y pensar cómo podríamos hacer una mejor ciudad. Porque es el interés de los habitantes de la ciudad como de las empresas que viven a diario la ciudad. Recordemos un poco los errores cometidos. En el caso de la Ciudad de México: graves problemas de movilidad, falta de espacios públicos, falta de vivienda asequible para los trabajadores de la Ciudad de México, infraestructura de agua y drenaje deficiente, etc.

La ARU invita entonces a reconstruir juntos la ciudad. ¿Cómo? Barrio por barrio porque es la única escala a la cual nos podemos poner de acuerdo habitantes, expertos, universitarios y empresas privadas. Y para esto necesitamos una estrategia de reconstrucción integral y participativa. Hace dos años que la ARU trabaja a una metodología de Regeneración Urbana con Participación Social; es con base a ésta que hace un llamado a colaborar a todas las organizaciones de la sociedad civil, de la academia y de la iniciativa privada que quieran apoyar una reconstrucción integral y participativa.

Con base a metodologías que garantizan un enfoque integral y participativo del análisis y de la acción, proponemos un plan de acción fundamentado en 4 principios: 1. Colaboración; 2. Garantías de seguridad y calidad; 3. Enfoque integral a la escala de barrio (análisis de las dimensiones físicas, sociales, económicas y ambientales de las dinámicas urbanas); 4. Transparencia y evaluación.

Se invita también a participar a la validación de indicadores para certificar a los desarrolladores inmobiliarios que podrán participar a los procesos de reconstrucción. Con el Observatorio del Derecho de la Vivienda (www.observatoriodevivienda.org), la ARU participó a la adaptación al contexto mexicano de un estándar de Estados Unidos validado por el MIT, llamado Real Estate Development Index (http://get-redi.com.mx). Éste evalúa tres dimensiones de un desarrollador inmobiliario responsable con la ciudad: 1. Transparencia y Responsabilidad; 2. Sostenibilidad y Diseño; 3. Compromiso con la comunidad e empoderamiento. Esta certificación será muy importante para generar la confianza que necesitamos entre los distintos actores que pueden contribuir, en la medida de sus capacidades, a los procesos de reconstrucción.

El camino por recorrer es largo. Se necesita juntar esfuerzos para empujar una estrategia coordinada, y se necesitan muchas manos para poder implementarla. Pero se ve que los habitantes, los expertos, las universidades y la iniciativa privada se están organizando. Si estos movimientos se coordinan, se podrían planificar una estrategia común para actuar de manera coordinada a la reconstrucción de los barrios destruidos.

Reconstruir juntos, barrio por barrio

 

Dra. Louise David. Coordinadora General de la Alianza para la Regeneración Urbana www.arumx.org

Facebook y Twitter: @aruorg