Search

Analizan arquitectura novohispana civil y religiosa

Analizan arquitectura novohispana civil y religiosa

Hoy y mañana expertos en historia, arquitectura, ingeniería, historia del arte y conservación, participarán en este Primer Simposio

El día de hoy y mañana el Ex Convento de San Nicolás de Tolentino, en Actopan, Hidalgo, será sede del Primer Simposio de Arquitectura Novohispana: civil y religiosa, en el cual participarán expertos en historia, arquitectura, ingeniería, historia del arte y conservación.

Este recinto es considerado una de las joyas de la arquitectura novohispana religiosa, por su portada plateresca y su claustro que combina los estilos gótico y renacentista, por lo que será el tema central del Simposio.

Durante el evento, se abordarán las distintas problemáticas de conservación y la puesta en valor de la arquitectura novohispana. Además, se hablará de la teoría arquitectónica, la vocación de los edificios antiguos en la vida moderna, su origen y desarrollo, formas estructurales y ornamentales, y sistemas constructivos.

Así lo indicó Gabriel Rivera Madrid, restaurador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el estado de Hidalgo y organizador del encuentro, destacando que para los arquitectos, el complejo conventual construido en Actopan en el siglo XVI es emblemático, porque reúne una serie de características singulares en su edificación: sus dimensiones, proporciones estéticas y el estilo del edificio.

En ese sentido, el especialista señaló que todos esos elementos están basados en los tratados renacentistas por lo que se podría decir que es una arquitectura culterana, de altos estudios, que no tiene que ver con las construcciones populares de la época.

Cabe destacar que esta actividad, que se enmarca en los 40 años del Centro INAH Hidalgo, contará con la participación de reconocidos investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y Pontificia de México; de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía y de los centros INAH de Michoacán y de Hidalgo, así como de la Secretaría de Cultura de la entidad.

Rivera Madrid, quien además trabaja en la restauración de la bóveda del Ex Convento de San Nicolás de Tolentino desde 2015, precisó que los agustinos tenían sumo cuidado en la construcción de sus inmuebles, lo que se puede apreciar en la ruta de las misiones que van de la Ciudad de México a la Huasteca o a Michoacán; los complejos conventuales de ese camino tienen características renacentistas, incluso puristas, que no alcanzaron las otras órdenes en sus edificaciones.

El restaurador dijo que el destino de muchos de esos edificios construidos en el siglo XVI ha cambiado con el tiempo, sólo los templos siguen en función, pero los conventos se han transformado, en el mejor de los casos, en museos, sin embargo, en ocasiones han sufrido modificaciones inadecuadas debido a que los encargados de las renovaciones, a pesar de ser arquitectos o ingenieros, desconocen las técnicas de factura utilizadas siglos atrás. De ahí la importancia de que este encuentro sea abierto a todo público.

El simposio se propone difundir una serie de planteamientos sobre los procesos constructivos, por lo que es importante que los poseedores y usuarios de este tipo de inmuebles conozcan más de su historia. Así, en el caso de querer restaurarlos, pueden buscar apoyo de especialistas del INAH, que cuentan con los conocimientos para conducir un buen proyecto de conservación.

Durante los dos días de la actividad académica se impartirán las ponencias: Los conventos agustinos y la influencia del Renacimiento, Huellas agustinas en Actopan, Análisis estilístico de la portada del convento de Actopan, Forma y color en la bóveda mural del templo de Actopan y Tres momentos del conjunto conventual reflejados en sus muros, entre otras. También se hará un recorrido por el paisaje rural del entorno y una visita al sistema novohispano de captación hidráulica.

El Ex Convento de San Nicolás de Tolentino, en Actopan, fue fundado por la orden agustina en 1548, el iniciador de la obra fue fray Andrés de Mata, pero su carácter renacentista se le atribuyó al arquitecto Claudio Arciniega, maestro mayor de las obras de cantería de la Nueva España.



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM. Amante de las redes sociales. Actualmente Community Manager en Centro Urbano. Alegre, terca y sincera.