Search

Clausuraron desarrollos inmobiliarios en costas de Oaxaca

De mayo a noviembre Profepa sancionó a 22 desarrollos

Las obras se ubican en San Pedro Mixtepec, Santa María Colotepec y Santa María Tonameca

En un operativo de tres días, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró seis desarrollos inmobiliarios en las costas de Oaxaca, ya que afectaron diversos ecosistemas costeros de selvas, dunas, manglares, matorral xerófilo y esteros, en más de 27,000 metros cuadrados.

La Profepa explicó que la delegación en Oaxaca realizó diversas inspecciones a petición de denuncias ciudadanas, por lo que se verificó el cumplimiento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA) y su Reglamento en Materia de Evaluación del Impacto Ambiental.

Al no ser así, se clausuraron desarrollos de competencia federal, como comercios, restaurantes, villas, condominios, cabañas y departamentos, que se localizan en San Pedro Mixtepec, Santa María Colotepec y Santa María Tonameca, son obras que cambiaron el uso de suelo en áreas forestales que en su conjunto suman casi 28,000 metros cuadrados.

De acuerdo con la información que dio a conocer la Procuraduría, la primera clausura se llevó a cabo en la agencia municipal de Bajos de Chila, en un terreno de 25,106 metros cuadrados, en el cual se construye una casa muestra con un avance de 80%; en dicho terreno, el cual ya se encuentra lotificado, se pretende construir un fraccionamiento.

En Puerto Escondido, San Pedro Mixtepec, se clausuró una construcción con 75% de avance, que ocupa una superficie aproximada de 637 metros cuadrados; una parte de esta construcción se encuentra en la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat).

Mientras que en San Agustinillo, municipalidad de Santa María Tonameca, se clausuró una obra en cimentación de 176 metros cuadrados, con un avance de 75% de construcción.

También en este municipio, pero en la localidad de Mazunte, se clausuraron dos sitios, una corresponde a la construcción de villas sobre una superficie de 176 metros cuadrados, así como la construcción de cabañas en 852 metros cuadrados con un avance del 70%; la mitad de esta construcción se encontraba dentro de un estero, lo cual afectó al manglar.

La cuarta clausura se llevó a cabo en un terreno ubicado en Santa María Colotepec, con 1,024 metros cuadrados, en donde se detectó una construcción con un avance de 50%, la cual sería destinada para el funcionamiento de un restaurante y la edificación de departamentos.

“Al realizar obras y actividades que implican el cambio de uso de suelo de áreas forestales, como selva baja caducifolia y de matorral xerófilo con interacción de dunas costeras para la construcción y operación de desarrollos inmobiliarios, se requiere contar previamente con la autorización en materia de impacto ambiental que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)”, explicó la Profepa.

Las medidas de seguridad impuestas serán levantadas hasta que los responsables de los desarrollos inmobiliarios cumplan con la normatividad ambiental y obtengan las autorizaciones respectivas. En caso de desacato a las medidas de seguridad ejecutadas, la Profepa interpondrá las querellas correspondientes ante el Ministerio Público Federal.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.