Search

Mercado Inmobiliario Corporativo: ¿cómo le fue en el primer semestre de 2017?

Jaume Molet

Por Jaume Molet Pérez.

 

Con 25 años en cambio y crecimiento, el mercado y sector inmobiliario corporativo han sido impactados por la volatilidad e incertidumbre internacional resultado del comienzo de la Era Trump. El contexto ha provocado se redefinan las reglas del juego por lo que a lo largo de los primeros meses de 2017 el mercado corporativo experimentó una pesificación en sus precios, así como signos de sobreoferta en algunas de sus ciudades/plazas más importantes.

La sobreoferta del mercado se da dentro de un ciclo de expansión de sus activos, elevando las tasas de disponibilidad de las oficinas clase A y A+ al 14.6% en el primer trimestre de 2017 según datos difundidos por CBRE. Un reporte de Colliers International nos dice que en Monterrey la tasa de disponibilidad es del 15%, en Guadalajara del 18% y en Ciudad de México 11%, coincidiendo con estos datos, el ranking que Lamudi elaboró sobre las entidades con mayor oferta en el primer semestre del año colocan precisamente a Ciudad de México y Nuevo León como las entidades con mayor oferta en venta y renta de espacios corporativos.

Tras estas cifras, el diagnóstico de un mercado con síntomas de enfermedad se confirma sin que por ello el mercado pare, todo lo contrario, el mercado se mantiene activo y la confianza de sus inversores no disminuye, para muestra los mil millones de dólares en inversión corporativa inmobiliaria en Ciudad de México por parte de los miembros de la Asociación de Desarrollos Inmobiliarios.

El contexto tan complicado ha obligado al sector a elevar sus niveles de competitividad, es momento de llevar las cosas al siguiente escalón, hacer de México un destino que responda a las necesidades corporativas de empresas de clase mundial a la altura de mercados tan fuertes, dinámicos y desarrollados como Nueva York, Los Ángeles, Londres, Sao Paolo.

El pánico no ha cundido en el sector, todo lo contrario, se ha actuado con cautela y madurez por lo que los pasos dados en 2017 son buenas señales encaminadas a superar y fortalecer las dinámicas del mercado interno a través del crecimiento urbano y la llegada de nuevas empresas a varios puntos estratégicos de la República.

Nuevos mercados comienzan a aparecer en el panorama: Mérida, Puebla, Cancún y Veracruz se mencionan con mayor frecuencia como corredores emergentes con enormes opciones. Las nuevas ciudades o estados aparecen como opciones diferentes, más exclusivas o menos saturadas.

En cuestiones de precios los estados más desarrollados y con mayor oferta son los que han manejado los precios más elevados del mercado este 2017, así, en Lamudi colocamos el precio del metro cuadrado a la renta en CDMX en 290 pesos promedio, mientras que Nuevo León coloca su metro cuadrado corporativo casi en 240 pesos, Nuevo León no sólo cuenta con la mayor oferta disponible también cuenta con una de sectores corporativos más caros a nivel nacional: San Pedro Garza García ha rebasado ya a CDMX y coloca su metro cuadrado a la renta en 295 pesos promedio y su renta promedio mensual en 84 mil 400 pesos.

Al mirar el comportamiento de los precios de los corredores emergentes, Lamudi reporta que el precio promedio del metro cuadrado a la renta en Mérida fue de 216 pesos, Guadalajara rebasó los 160 pesos por metro cuadrado y Cancún colocó su metro cuadrado a la renta en 175 pesos promedio.

Tanto en los corredores consolidados como en los emergentes la incertidumbre debe ser vista como como una oportunidad, aprovechar el momento para propiciar el cambio y revisar las necesidades de las empresas es más que necesario.

Aprovechar los espacios, llevarlos a su máximo potencial, hacerlos mucho más rentables es la línea que se está siguiendo al plantear la construcción corporativa en el modelo de usos mixtos, se trata de un nuevo concepto que puede ayudar a elevar los márgenes de rentabilidad de las empresas ocupantes. Oficinas que comparten suelo con hoteles, centros comerciales, viviendas hasta centros médicos son parte de los proyectos por los que está apostando el sector.

Las nuevas necesidades de las empresas nacionales y extranjeras empujan a la diversificación de los espacios de trabajo: co-working, áreas de esparcimiento, mejor equipamiento, servicios y funcionalidad se suman a la visión verde y eco-friendly que las empresas solicitan al momento de rentar un espacio.

En el octavo mes del año, la renegociación del TLCAN y las elecciones de 2018 se dibujan como parte de las preocupaciones del sector de cara al segundo semestre de 2017 mientras los esfuerzos para sanear el mercado y llevarlo a una fase de estabilidad deben continuar.

 

Jaume Molet Pérez es egresado de la Universidad Politécnica de Cataluña obteniendo el título de Ingeniero industrial. Por más de 10 años, Jaume ha sido consultor de estrategia y operaciones en grandes firmas de nivel internacional como AT Kearney, desarrollando estrategias de negocio para las firmas en Alemania, Reino Unido, Arabia Saudita y México, en el mercado Latinoamericano. Actualmente Jaume es Director

@MoletJaume

Jaume.molet@lamudi.com.mx