Search

Buscan propuestas para utilizar terreno del Aeropuerto

Buscan propuestas para utilizar terreno del Aeropuerto

Los principios que deben estar presentes son cohesión social, desarrollo y medio ambiente sustentable

 

Alumnos de arquitectura de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), campus Xochimilco, presentaron un proyecto para la creación de un Parque Metropolitano Sustentable en los terrenos actuales del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

 

El proyecto aborda movilidad y transporte, gestión y gobierno, Terminal 2, ampliación del paradero Pantitlán, ciencia y tecnología, deporte, cultura, arte y diseño.

 

Fue presentado ante Salomón Chertorivsk, secretario de Desarrollo Económico capitalino, quien indicó que la administración capitalina debe tener listos los elementos jurídicos, administrativos, así como la estrategia, de qué hacer con los terrenos que dejará la terminal aérea en el año 2020, cuando el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) desocupe el terreno de 710 hectáreas.

 

El funcionario remarcó la importancia del sentido de urgencia obre el futuro de los terrenos del aeropuerto capitalino, «porque se puede ir el tiempo de aprovechar la oportunidad histórica de transformación urbana».

 

De igual forma, enfatizó que los principios que deben estar en el proyecto de los terrenos del aeropuerto son: cohesión social y desarrollo; medio ambiente sustentable, primordialmente agua; además de que debe ser un proceso abierto, democrático, de cara a la ciudadanía.

 

Desde 2015, el gobierno de la Ciudad de México ha realizado el estudio Para la Opinión de la Ciudad, acerca del futuro de los terrenos; en consultas vecinales se ha planteado la construcción de un parque, una ciudad universitaria o un bosque urbano.

 

La conclusión de los estudios indica que la gran obra obligada, eje de cualquier desarrollo en la zona, debe ser de infraestructura hidráulica de grandes dimensiones que regule los ciclos hidrológicos de esa región de la capital.

 

Otra cosa que señala el estudio es que, sin los avanzados sistemas de bombeo actuales, financiados por la propia operación del aeropuerto, delegaciones y municipios metropolitanos quedarían arriesgados al estiaje permanente e inundaciones anuales.

 

Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) indicó en 2015 que para tomar una decisión sobre el futuro de ese espacio faltaban ocho años al menos, mientras que la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) explicó que ciertas instalaciones de control de tránsito aéreo continuarían en operación durante la transición hacia la infraestructura que se está construyendo en Texcoco, y estimó que entre 2030 y 2040 los terrenos seguirían cumpliendo funciones para el aeropuerto.