Search

Canadevi se compromete a colaborar éticamente con el desarrollo de la #CDMX

Por Lydia Álvarez de Gavito.

 

La Ciudad de México es una ciudad  viva, innovadora y dinámica, adjetivos que  enmarcan la calidad para vivir en ella, visitarla y disfrutarla. Parte de la vanguardia que caracteriza a esta ciudad es su constante transformación, y frenar su crecimiento urbano sería limitar la posibilidad de bienestar  para sus habitantes, principal razón de ser de las ciudades.

No obstante, sabemos que las visiones entre sectores y grupos sociales pueden ser diferentes, es por esta razón que los temas en materia de uso de suelo, vivienda, desarrollo inmobiliario y urbano, se encuentran en el foco de atención pública, sin olvidar que estos ejes permiten la regeneración urbana mismas que van de la mano con infraestructuras vial, hidráulica, eléctrica y otros activos inmobiliarios, que ayudan a revertir procesos de deterioro urbano. Hay zonas de la Ciudad que  no tienen alternativa para su mejora, mas que el impulso al Desarrollo Urbano.

La firma del Código de Ética que nos reúne este día, refleja el compromiso de trabajar en iniciativas que brinden certeza y seguridad en materia de desarrollo de vivienda e inmobiliario a los habitantes de esta Ciudad.

Los socios que integramos CANADEVI estamos convencidos que este Código confirma nuestro compromiso con las mejores prácticas de la industria, para lograr el diseño de ciudades ordenadas y sustentables en comunidades armónicas buscando un equilibrio entre la satisfacción de los adquirientes y vecinos.

 

Es importante trasmitir a todos los sectores de esta Ciudad que existe una industria de vivienda fuerte, que cuenta con experiencia y desarrolla proyectos de forma ética respetando la normatividad existente. Muchos de los empresarios que participan en la Cámara tienen 20, 30 y hasta 50 años operando legalmente, comprometidos en generar riqueza y  fuentes de empleo formales que refuercen la competitividad de la Capital de nuestro País e incrementen la oferta de vivienda para los habitantes de esta Ciudad.

Es momento de diferenciar aquellas personas o empresas de oportunidad que NO  hacen las cosas conforme al marco normativo vigente y que han afectado la imagen del sector.

Señor Jefe de Gobierno, sin dudad la Ciudad de México presenta una apertura a las inversiones y desarrollo inmobiliario a través de centros comerciales, oficinas y proyectos mixtos, mismos que tuvimos oportunidad de conocer por nuestros colegas de la ADI en días pasados.

La transformación de la ciudad no se puede detener y la vivienda es pieza clave para lograr la competitividad y equidad a la que aspiramos.  La vivienda es célula básica de la construcción de ciudad, ofrece el espacio para el desarrollo, convivencia y estabilidad personal y familiar, además de consolidar el patrimonio de los ciudadanos .

Se necesitan desarrollos de tipo popular y medio dirigidos a la población que trabajará en esos centros comerciales y corporativos, bajo la premisa de inclusión, equidad y justicia, directrices que ha fomentado durante su gestión y que se conjuntaron en la Norma de Vivienda publicada hace algunos días, que ojala podamos implementarla pronto.

Esto es lo que queremos para la Ciudad del Futuro, un futuro que contemple la diversidad de las nuevas familias que día con día se conforman.

Hacemos una atenta invitación a nuestros asambleístas y secretarios  para definir y actualizar la normatividad vigente, con una visión moderna y atendiendo a las necesidades de quienes formamos parte de esta Capital. Con Leyes que impulsen y marquen los parámetros; no que detengan, encarezcan y suban los precios de las viviendas. Pensemos que los temas de densificación y aprovechamiento de los predios definirán el destino del desarrollo de  nuestra Ciudad, en la cual todos tenemos derecho de vivir. En este sentido, debemos de ver por el futuro de aquellas  personas  y familias que buscan una oportunidad para habitar cerca de sus centros laborales.

Centremos nuestra atención en ciudades como Medellín, Curitiva, Sao Paulo y Nueva York, que identificaron la importancia de la renovación urbana, con la finalidad de propiciar el desarrollo de lazos que ayudaron a unir a los diferentes sectores de la población que se encontraban en desigualdad, a fin de percibirla como un ente unitario, impulsando una convivencia armónica.

Como empresarios de la vivienda estamos conscientes de la necesidad de emprender acciones conjuntas para dar soluciones a los retos urbanos, concentrando  esfuerzos en  programas de regeneración urbana con la misión de trazar corredores de vivienda  que cuentan con mejores condiciones de transporte, infraestructura y servicios; trabajar en zonas cuya vocación se ha modificado con el paso del tiempo.

Es prioritario generar estos proyectos que den paso al desarrollo habitacional vinculado con espacios públicos, servicios, seguridad y conectividad, estrategias que permitan a las nuevas familias y a los demandantes encontrar opciones dentro de las delegaciones de la  Ciudad de México, y ofrecer soluciones a sus retos urbanos.

Los desarrolladores ejecutamos la política urbana, producto de la normatividad y reglamentación que surge de las voces de sus autoridades y participación ciudadana, por tal razón, nos encontramos en un momento fundamental para delinear el funcionamiento y aplicación de las reglas de los ciudadanos y empresarios para la óptima convivencia. Sin duda el respaldo que hoy damos al Código de Ética es un paso para lograr detonara nuevamente el dialogo y la confianza entre Ciudadanos, Gobierno y Desarrolladores de esta nuestra Capital.

Muchas gracias.

 

 

Parte del discurso de Lydia Álvarez de Gavito. Presidente Canadevi Valle de México, durante la firma del código de ética para sector inmobiliario y vivienda.