Search

En 2 años se dará la construcción más alta de oficinas

En 2 años se dará la construcción más alta de oficinas

90% de las inversiones para desarrollar estos edificios son mexicanas

El mercado de oficinas continuará con su crecimiento, por lo que los próximos 2 años serán los que tengan el mayor crecimiento en construcción de edificios de oficinas en los últimos 20 años, esto a pesar de la incertidumbre económica y política que vivirá México, así lo consideró el vicepresidente Ejecutivo de CBRE México, Pablo Yrízar.

Durante la conferencia denominada Mercado de Oficinas en la Ciudad de México, Datos Clave para Decisiones Inteligentes, explicó que actualmente se construyen en la capital alrededor de 1.8 millones de metros cuadrados de oficinas clase A, las zonas con mayor dinamismo son Polanco, Lomas-Reforma Centro, Santa Fe e Insurgentes.

El directivo agregó que también se ha notado un cambio en las tendencias de este mercado, por lo que los propietarios de los inmuebles deben estar pendientes de las necesidades de sus empleados, que buscan integrar su vida profesional con lo laboral.

“En un estudio preparado por CBRE, son 4 los elementos que más se repiten como deseables para los empleados en su lugar de trabajo: servicios y esparcimiento; espacios flexibles; flexibilidad laboral y transporte público, por lo que las empresas que elijan estar en un edificio que no atraiga y retenga talento, pudiera representar un impacto económico negativo en términos de costos adicionales en recursos humanos”.

De acuerdo con Yrízar, el mercado inmobiliario de oficinas se centrará en la movilidad, se espera que en el futuro los directivos darán incentivos a sus empleados para disminuir el uso del automóvil, ya sea con el uso de un transporte alternativo o compartirlo con sus compañeros.

“También es posible que en la Ciudad de México, eventualmente, se otorguen incentivos para los desarrolladores y limitar el espacio de estacionamiento que se construye dentro de los edificios de oficinas. Asimismo, si la expectativa con respecto a los automóviles autónomos se cumple en un futuro, los propietarios deberán convertir sus espacios de estacionamiento en oficinas, bodegas u otros usos rentables”.

Crecimiento económico

También habló sobre el entorno económico que ha impulsado la edificación de más oficinas, dijo que el crecimiento del país de 2013 a 2016 permitió que por cada 1% de incremento del PIB se generaran 57,000 empleos cada año, que a su vez tuvo un impacto en las transacciones de 157,000 metros cuadrados de absorción neta de oficinas, lo que pudiera indicar que 1 de cada 4 nuevos empleos formales ocupa espacio de oficinas en la ciudad.

Además, sobre el origen de la inversión para la construcción de estos edificios, dijo que desde 2007 90% son propiedad de mexicanos. En este año la diversificación se compone de 81% propiedad de mexicanos y 19% propiedad de inversionistas de Estados Unidos, España, Alemania y Canadá.

Con respecto a la conveniencia para las corporaciones de rentar oficinas en pesos o en dólares, indicó que todo depende del plazo del contrato de arrendamiento y del periodo específico que se analice.

“A largo plazo, es decir unos 15 o 20 años, es altamente probable que haya sido una mejor decisión para las compañías el haber establecido sus contratos de arrendamiento en dólares”.

Pablo Yrízar dijo que también cada vez se construyen más edificios preocupados por el cuidado del medio ambiente, ya que 8 de 10 nuevos edificios en México son LEED, lo cual se volvió un estándar para construir inmuebles cada vez más sustentables y eficientes en materia energética.

Aunque en México es muy pronto para medir los efectos, los expertos indican que el costo de mantenimiento de un edificio LEED puede reducirse entre un 5 y 10%.

Finalmente, en temas de demanda de espacios de oficinas clase A en México, aseguró que la Ciudad de México concentrará 85% del inventario, seguida deMonterrey, Guadalajara y Querétaro.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.