Search

Barcelona implementa plan en favor de la biodiversidad

Barcelona implementa plan en favor de la biodiversidad

El Plan del Verde y de la Biodiversidad de Barcelona 2020 busca proteger el patrimonio natural de la ciudad

 

El Área de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona se ha unido a las iniciativas mundiales para aumentar las áreas verdes y crear infraestructura verde capaz de enfrentar ciertos retos climáticos.

 

Esto corresponde al Plan del Verde y de la Biodiversidad de Barcelona 2020 que se alinea con la Estrategia de la Unión Europea por la Biodiversidad con miras al mismo año.

 

El objetivo del documento es consolidar una infraestructura ecológica de forma integral que permita proteger el patrimonio natural de la ciudad, crear conciencia del valor de las áreas verdes y la biodiversidad entre los habitantes e incrementar la capacidad de resiliencia de la ciudad.

 

Se busca aumentar las 3.611 hectáreas de áreas verdes que tiene Barcelona, lo que corresponde al 35.3% de la superficie municipal que por cada habitante corresponden 17,71 metros cuadrados de áreas verdes.

 

Los espacios verdes contemplados en el plan son los que tienen vegetación tanto en espacios públicos como privados, en balcones, bosques, calles arboladas, huertos, jardines, muros verdes, parques, plazas, sectores naturales y fluviales, sitios eriazos o solares, entre otros.

 

La principal finalidad es crear nuevos hábitats y preservar los existentes, mejorar la calidad de vida de los habitantes, la conectividad y equidad del territorio, favorecer los servicios ecológicos y continuar con los planes de gestión de la vegetación eficientes y a través de estas áreas mejorar la calidad de vida.

 

Las 10 líneas de acción que incluye el plan son conservar el patrimonio natural de la ciudad; planificar las áreas urbanas con mejor conectividad y distribución equitativa; diseño de la ciudad y espacios verdes con la integración de criterios a favor de la biodiversidad; gestionar parques, jardines y espacios con criterios de sostenibilidad; crear nuevos espacios para la naturaleza; preservar y poner en valor el patrimonio cultural; incrementar el conocimiento para la gestión y la conservación de la biodiversidad; fomentar la participación de la ciudadanía en la creación de áreas verdes como espacios para la salud y el ocio; fortalecer el liderazgo municipal, el trabajo en red y el compromiso con la conservación de la biodiversidad.