Search

Publican guía para controlar velocidad en las calles

Publican guía para controlar velocidad en las calles

Durante la IV Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial se mostraron medidas para orientar a las ciudades a tener calles más seguras

 

El documento “Control de la velocidad” busca contribuir a la disminución de las 1,250,000 de muertes anuales producidas por colisiones de tránsito y a reducir el exceso de velocidad con la que circulan entre 40% y 50% de los conductores.

 

La publicación de este informe, con medidas para orientar a las ciudades a tener calles más seguras, habitables y sostenibles, se dio en el marco de la IV Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial con la campaña “Baja la velocidad, salva vidas”, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

La OMS difunde un esquema en que identifica los pilares para tener un sistema seguro de seguridad vial correspondiente a él, donde se muestran cinco medidas para obtener calles más seguras, habitables y sostenibles.

 

La primera medida se trata de construir o modificar las vías de tránsito con el fin de incluir características que disminuyan el tráfico, para lo que deben incorporarse medidas de control de tránsito que obliguen a los conductores a reducir la velocidad.

 

En segundo lugar, están los límites de velocidad adecuados a la función que cumple cada vía de tránsito, para lo que se toma en cuenta el tipo y la variedad de usuarios, la calidad de la infraestructura, su resistencia al impacto y capacidad para evitar colisiones.

 

Seguido de esto, debe haber un método para hacer garantizar el cumplimiento de los límites de velocidad, para lo que la OMS propone combinar medidas de control manuales y automatizadas.

 

Como cuarta medida se propone lograr que los dispositivos tecnológicos se conviertan en parte integral de los vehículos, como sistemas que alertan cuando se superan los límites de velocidad de la ruta, y los sistemas autónomos de frenado de urgencia.

 

Por último, se busca sensibilizar sobre los riesgos del exceso de velocidad, pues las medidas para disminuirla se podrán acatar mejor si existe conocimiento sobre los riesgos.