Search

WOHA presentes en Mextrópoli 2017

WOHA presentes en Mextrópoli 2017

Incorporan estrategias de diseño sostenible y buscan soluciones a los problemas que enfrentan los arquitectos hoy en día

 

Mun Summ y Richard Hassell, fundadores de la firma de arquitectura WOHA, estuvieron presentes en la Feria Internacional de Arquitectura y Ciudad Mextrópoli 2017, para hablar sobre los proyectos mostrados en su libro Garden City, Mega City.

 

El trabajo de la firma incorpora estrategias de diseño sostenible como respuesta al cambio climático y la urbanización, mientras buscan soluciones a los problemas de calidad a los que se enfrentan los arquitectos hoy en día.

 

Indicaron que en Shanghai, Singapur, donde fue fundada la compañía, no cuentan con muchos espacios verdes, por lo que su objetivo es reducir la huella urbana se ha aumentado considerablemente.

 

Algunos de los retos a los que se enfrentan es a la “macro arquitectura contra el microurbanismo”, debido al constante crecimiento de las ciudades y la poca planeación la demanda de nueva infraestructura es cada vez mayor y el espacio público disminuye.

 

Explicaron la importancia de crear ciudades donde se pueda plantar y regenerar el espacio verde, para ofrecer mejor calidad de vida a sus habitantes y poder crear ciudades autosuficientes.

 

Para esto, implementan los llamados Sky garden, vegetación en los techos y muros de sus edificios, además de crear un ambiente de armonía con la naturaleza, sobre lo que dijeron que intentan “traer el paisaje externo al interior”.

 

Un ejemplo de ello es un edifico residencial de 43 pisos del que iniciaron su construcción en 2007 y que ofrece espacios para la convivencia y recreación de los habitantes, pues entre cada 10 u 11 niveles se implementó una terraza, además de un parque en la planta baja.

 

Durante el mismo año se inició el proyecto Park Royal, un desarrollo mixto de oficinas y departamentos, donde cada uno de ellos tienen vista a los parques verticales del exterior.

 

El Oasia Hotel se inició en 2011, el cual, con la idea de compensar la falta de áreas verdes en otros proyectos, se buscó forrar de vegetación los muros de la estructura, la cual ha aumentado su volumen con el paso del tiempo, ha mejorado la imagen de la ciudad, ayudado a que el edificio no requiera del uso de aire acondicionado e incluso ha beneficiado a la población a ardillas e insectos.

 

De igual forma, expusieron Permeable Lattice City, un proyecto de investigación para el cual tomaron como ejemplo un edificio ya existente, donde mostraron una prueba de como la alta densidad de una zona puede ser utilizada en beneficio de una edificación donde se puedan reducir los impactos negativos al medio ambiente con el uso de energía solar y de un sistema de captación, filtración y uso del agua de la lluvia, además de ser un lugar libre de automóviles al que sólo podría accesarse en tren.

 

Finalmente, expresaron que aún hay mucho por hacer, pero que son cosas posibles y esperan que estos proyectos funcionen como prototipos para continuar con la creación de ciudades diferentes en otras partes del mundo.