Search

26 enero: Día Mundial de la Educación Ambiental

Cuenta con la finalidad de reconocer la participación ciudadana en el cuidado del entorno y resaltar la importancia de continuar haciéndolo

Expertos de 70 países se reunieron en Belgrado (capital de la República de Serbia) para establecer los principios de la Educación Ambiental en el marco de los programas de las Naciones Unidas en el año 1975.

Por lo anterior, se publicó la Carta de Belgrado, en la cual se plasman las reivindicaciones fundamentales de la Educación Ambiental: “La educación ambiental es un proceso permanente en el cual los individuos y las comunidades adquieren conciencia de su medio y aprenden los conocimientos, los valores, las destrezas, la experiencia y también la determinación que les capacite para actuar, individual y colectivamente, en la resolución de los ambientales presentes y futuros”.

Y es así que, con la finalidad de reconocer la participación ciudadana en el cuidado del entorno, además de resaltar la importancia de continuar haciéndolo, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), dio a conocer que el día de hoy se conmemora el Día Mundial de la Educación Ambiental, donde informó que, hasta el momento, han impulsado el cuidado ambiental a través de folletos, boletines y campañas informativas, mediante a la Dirección de Educación Ambiental (DEA).

Dentro de los temas que abarca la dependencia, se encuentran los cuidados al agua, la importancia de las áreas verdes urbanas, el valor de la biodiversidad, la modificación de los hábitos de consumo, la separación de los residuos, así como la calidad del aire y de los huertos urbanos; además de los tres programas educativos con los que cuenta, como lo son el Reciclatrón, el Mercado del Trueque y el programa Ponte Pilas.

Asimismo, durante esta jornada, se llevan a cabo diferentes actividades a nivel local para conseguir una mayor participación ciudadana en el cuidado ambiental, tales como una campaña de mensajes sobre ahorro energético, pautas de movilidad y gestión de residuos sólidos urbanos; así como el Programa de Acción Climática de la Ciudad de México 2014-2020, para informar a la población acerca de causas, consecuencias y posibles soluciones del cambio climático.