Search

… Y si arreglamos lo que depende de nosotros…

... Y si arreglamos lo que depende de nosotros...

Sí, a la turbulencia económica habrá que sumar los efectos del gasolinazo… Sí, esto seguramente repercutirá en alzas en precios de algunos de los principales insumos de la vivienda… y sí, habrá alzas –aunque no significativas- en tasas de créditos hipotecarios…

Y claro, hay incertidumbre, en algunos casos justificada y en otros no, por la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos…
Todo esto es cierto y todo esto seguramente creará un entorno difícil para el sector vivienda en este flamante 2017.

Los vivienderos parten de la base de que su industria creció en el 2016, y de que a pesar de la anunciada reducción al programa de subsidio a la vivienda, todo apunta a que este año se mantendrá la tendencia de crecimiento en la actividad crediticia hipotecaria de organismos públicos y privados, incluyendo el financiamiento a la producción.

Pero, dejando atrás el lloriqueo por el subsidio ¿Dónde están los retos para esta actividad? Sin duda en los costos de suelo originados por deficiencias regulatorias y en la corrupción.

Sí, la vivienda no depende de que Trump cambié súbitamente de estrategia, ni del precio del dólar o el gasolinazo, ni de los incrementos al precio del cemento o el acero… Depende de la actualización de los marcos regulatorios -fundamentalmente de uso de suelo-, y de que se frene la voraz corrupción que impera en municipios y delegaciones.

Es simple, el costo de permisos y corrupción llega a representar hasta 20% del precio de venta de una vivienda… Y esto no tiene nada que ver con Trump, o con el dólar, o con el gasolinazo…

¿Y si se asume como prioridad arreglar esos pendientillos en lugar de hacer cadenas de oración buscando arreglar lo que no depende de nosotros?

Los invito a seguir mi cuenta de Twitter: @horacio_urbano y a ver Vivienda en Verde TV, que se transmite por Green TV y Efekto Noticias.



Horacio Urbano es arquitecto. Su experiencia profesional se ha desarrollado en los diferentes ámbitos que definen la industria de la vivienda. En 1999 inició un proyecto editorial dirigido a los sectores inmobiliario y construcción que a lo largo de los años se ha convertido en una poderosa plataforma multimedios y en una verdadera referencia para esta industria. Fundador, junto con la también arquitecta Roxana Fabris, de Grupo Centro Urbano, firma que impulsa y desarrolla una serie de esfuerzos de comunicación relacionados con estos sectores. Como parte de su trabajo en México y el extranjero, ha escrito o participado en una serie de libros especializados, es colaborador de diferentes medios impresos y electrónicos, es activo conferencista y bajo diferentes modelos colabora también con diversas empresas e instituciones públicas y privadas del sector.