Search

Lo Mejor del Año: Avalan Diputados Ley de Infonavit con desindexación

Lo Mejor del Año: Avalan Diputados Ley de Infonavit con desindexación

El documento aprobado fue enviado al titular del Ejecutivo

Por Mario Vázquez
Publicado en Abril 21, 2016

La Cámara de Diputados aprobó con 373 votos a favor y 33 abstenciones, el dictamen que reforma la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), para adecuarla a la reforma constitucional en materia de desindexación del salario mínimo.

El documento, enviado al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales, determina que los créditos otorgados en salarios mínimos, se actualizarán conforme a los incrementos de éste, siempre y cuando el crecimiento porcentual no supere el aumento correspondiente de la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Introduce la UMA como disposición para el otorgamiento de créditos y en la aplicación de multas por sanciones a los patrones que incurran en perjuicios a los trabajadores o al Instituto.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Vivienda, diputada Alma Carolina Viggiano Austria (PRI), expresó que la finalidad es modificar aquellos artículos de la Ley que hacen referencia al salario mínimo como medida de referencia, para usar en su lugar la UMA.

La reforma también adopta las medidas financieras adecuadas para evitar algún impacto financiero en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores a causa de este cambio.

“Esto significa asegurar que los trabajadores que no tengan un crédito cuenten con rendimientos garantizados en sus subcuentas de vivienda y para los que ya lo tienen, que el ajuste de su saldo sea el menor posible”, añadió.

Viggiano Austria mencionó que la reforma también prevé que cuando el salario mínimo se incremente por encima de la unidad de medida y actualización, el Instituto no podrá actualizar el saldo de los créditos otorgados en salarios mínimos a una tasa que supere el crecimiento porcentual de la UMA durante el mismo año, con el propósito de no afectar a los derechohabientes.

Tal situación propicia que los trabajadores continúen teniendo rendimientos y que el Infonavit no sufra pérdidas a causa de la diferencia y posible disparidad en el incremento anual de los créditos hipotecarios otorgados con base en salarios mínimos, en UMAs y aquellos que se otorguen en pesos, mismos que constituyen el activo de ese organismo público y que se actualizan conforme a los niveles de la inflación.

Adicionalmente, expuso, se modificó el Segundo Transitorio para precisar un periodo de transición a partir de la publicación de la reforma constitucional. El Infonavit podrá seguir otorgando créditos que estén referenciados o actualizados con base en el salario mínimo por 720 días, a partir del 27 de enero del presente año.

En los posicionamientos, el diputado Gonzalo Guízar Valladares del partido Encuentro Social destacó que derivado de la reforma constitucional de desindexar el salario mínimo hoy se tienen que adecuar las leyes secundarias, y en la Ley del Infonavit, es la oportunidad de fortalecer el poder adquisitivo de los trabajadores y le da viabilidad financiera a los balances financieros del Instituto.

“Si el Infonavit se robustece de manera financiera, si se le da la oportunidad de seguir otorgando créditos, si le damos el orden derivado de que aun los que están firmados con salarios mínimos y si las partes estipulan hacer lo contrario y sumarse al UMA, creo que esto debe fortalecer y darle mayor posibilidad de inversión, en este caso a la industria de la construcción”, añadió.

Mariano Lara Salazar, legislador de Nueva Alianza, resaltó que la desindexación tiene una gran relevancia en el ámbito de competencia del Infonavit. “Los créditos otorgados han sido con base en los salarios mínimos, de tal suerte que se hace necesario brindar seguridad jurídica a los trabajadores que cuenten con un crédito firmado en determinados salarios mínimos, para que no pierda las condiciones de ventaja y de protección”.

Agregó que la inversión más importante que una persona puede hacer a favor de su patrimonio es la adquisición o mejora de una vivienda. “El acceso a una vivienda digna y adecuada es un derecho social y universal consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

La diputada Refugio Trinidad Garzón Canchola del partido Movimiento Ciudadano señaló que estas reformas fortalecen la estabilidad financiera del Instituto y protegen al trabajador de convertir su crédito de vivienda, en una deuda impagable.

Este dictamen representa mejorar las condiciones de los trabajadores. Sin embargo, “no garantiza el salario digno con que una familia mexicana pueda vivir o con que pueda satisfacer sus necesidades básicas, como lo establece la Ley Federal de Trabajo en su artículo 90. El salario mínimo deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social, económico y de cultura para sus hijos”.

Parlamentarios, con visiones encontradas respecto a la aprobación

Roberto Guzmán Jacobo, legislador de Morena, argumentó que el dictamen solo busca aprovechar la reforma que desvincula los cobros, las multas y otras variables para disimular un beneficio para los cientos de miles de familias que compraron casa del Infonavit, y “es posible que ese cambio implique un impacto presupuestario”.

De acuerdo con la UMA, esta propuesta, sumada a las tasas, debe de pagar a la incertidumbre que enfrenta el mundo laboral, se vuelven imposible de sufragar los créditos. “Consideramos que la solución al grave problema que enfrentan los trabajadores mexicanos consiste en que el Infonavit ofrezca créditos en pesos, con tasas accesibles, sin actualización de saldos ni salarios mínimos ni en UMA”.

El diputado Francisco Alberto Torres Rivas (PVEM) puntualizó que dejar de utilizar el salario mínimo como base para los pagos de derechos y multas, la llamada desindexación, ayuda a que las percepciones de los trabajadores puedan aumentar sin que esto repercuta en aumentos o modificaciones en los pagos de derechos y sanciones.

La nueva disposición, añadió, impide que los trabajadores, quienes desean formar un patrimonio inmobiliario por medio de los préstamos otorgados por el Infonavit, se vean acorralados por posibles incrementos al salario mínimo que provocarán el consecuente aumento de su deuda crediticia.

Por el PRD, el diputado Norberto Antonio Martínez Soto, manifestó que estas modificaciones son armónicas con la reforma constitucional en materia de desindexación del salario mínimo, y al eliminar la denominación en la Ley del Infonavit tiene como finalidad evitar un impacto financiero negativo en el Instituto y asegurar un rendimiento mínimo garantizado en la subcuenta de vivienda de los trabajadores.

El Instituto, no podrá actualizar el saldo en moneda nacional de este tipo de créditos a una tasa que supere el crecimiento porcentual de dicha unidad de medida y actualización durante el mismo año, con el propósito de no afectar a los derechohabientes y blindar al Infonavit para que no sufra una pérdida en su balance financiero.

La legisladora Nadia Haydee Vega Olivas del PAN, resaltó que el dictamen pretende mantener la naturaleza social del Infonavit y evitar una afectación a los trabajadores que están pagando su crédito hipotecario, protegiendo la actualización del monto otorgado como la tasa de interés correspondiente con base en la unidad de medida y actualización, pesos, o incluso aquellos que se otorgaron y otorguen con base en veces de salario mínimo.

Se responde a una preocupación de muchos trabajadores y derechohabientes del Infonavit, “quienes ante las versiones de posibles aumentos sustanciales al salario mínimo pensaron que los montos de sus créditos hipotecarios también aumentarían y representarían una nueva carga para ellos y sus familias. Uno de cada cuatro mexicanos habita una vivienda financiada por el Infonavit y poco más del 50% de los créditos están destinados a trabajadores con un ingreso menor a cuatro salarios mínimos”.

José Luis Sáenz Soto, diputado del PRI, consideró que esta armonización beneficia la estabilidad financiera, permite a los trabajadores obtener crédito barato y suficiente para la adquisición de vivienda, brinda certeza jurídica a todos los derechohabientes durante cada etapa de la vida del crédito, y da certeza a largo plazo al otorgamiento de mejores condiciones financieras a la hora de su retiro, con intereses competitivos.

La reforma garantizará la estabilidad financiera del Infonavit, resaltando que los recursos son patrimonio de los trabajadores: “Con esto se garantiza que no habrá para ellos ni gastos adicionales ni mayores trámites, pues sus créditos continuarán actualizándose bajo los términos y condiciones que hayan sido estipulados, pero estableciendo una disposición de protección, pues siempre se actualizarán a la tasa mejor entre Unidad de Medida y Actualización y veces de salarios mínimo, protegiendo así su ingreso familiar y su patrimonio”.



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.