Search

Lo Mejor Del Año: Garantizada construcción del NAICM, pese a recorte del presupuesto

Se prevén afectaciones en la #construcción de #carreteras, pero no en autopistas

Pese al recorte presupuestal que fue anunciado por las autoridades hacendarias del país, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza aseguró que la construcción del Nuevo #Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México no se verá afectada ya que es una obra autofinanciable.

“La instrucción presidencial es que continúen las obras de infraestructura que tengan una repercusión importante en lo económico y en lo social, que no haya un efecto de cancelación, sino más bien un efecto quizás de diferimiento”, dijo durante una reunión con de legisladores en la Cámara de Diputados.

Explicó que los recursos para la construcción de la terminal aérea son aportados por el actual Aeropuerto, así como con financiamientos bancarios por 3,000 millones de dólares. De esta forma, se garantiza el capital para los próximos 2 años, actualmente está en proceso de licitación para la primera pista; se continuará con la segunda pista y posteriormente con la tercera, así como la estructura y la estación eléctrica.

“En este proyecto, de 12,000 hectáreas, de las cuales 4,600 serán para el nuevo aeropuerto, se trabaja con total transparencia en las licitaciones, con la participación de diversos organismos externos, nacionales y extranjeros, como la OCDE; con respeto al medio ambiente y con obras que preserven los recursos naturales”, añadió.

Asimismo, explicó que se construyen 52 nuevas autopistas en el país, para mejorar la logística de la producción nacional, “hay que dar mayor accesibilidad a la frontera, a los puntos de los mercados más importantes, a los puertos, lo que está moviendo la construcción de estas 52 autopistas nuevas y de 80 carreteras, llevamos ya 53 terminadas, falta poco para la meta”.

Sobre el recorte presupuestal, aseguró que serán pocas las afectaciones, aun así se deben preservar las obras más importantes, sobre todo en carreteras ya que éstas dependen del presupuesto que otorga la Cámara de Diputados, mientras que en el caso de las autopistas en donde hay una mayor inversión privada.