Search

Firman petición para reconocimiento de arquitectas en España

Firman petición para reconocimiento de arquitectas en España

La legislación española indica que los congresos y premios organizados o financiados por instituciones públicas deben tener una representación equilibrada de hombres y mujeres

 

Posterior a la ceremonia de premiación del reconocimiento bienal del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) desde 19981, Ariadna Cantis, arquitecta y comisaria española, resaltó la ausencia de mujeres tanto en el jurado como nominadas.

 

“Veo con sorpresa que no hay mujeres premiadas, no hay mujeres propuestas, no hay mujeres en el jurado, no hay mujeres Laudatio, no hay mujeres en el Panel”, indicó la arquitecta, por lo que junto a otras 16 destacadas arquitectas y urbanistas españolas firmaron el texto ¿Dónde están las arquitectas?, petición en Change.org y dirigido a Jordi Ludevid, actual Presidente del CSCAE, no sólo para denunciar la situación, sino también exigir que a futuro las cosas cambien.

 

En el texto se felicita a los arquitectos ganadores de las Medallas de Oro 2016, Guillermo Vázquez Consuegra y Víctor López Cotelo y se plantea reconocer y eliminar los sesgos de género en la arquitectura.

 

Aseguran que la edición del premio 2016 excluye a las mujeres arquitectas de España al no incluirlas entre los nominados, finalistas ni como miembros del jurado, y que, para que un premio sea realmente válido, debe reflejar al conjunto se la comunidad que representa.

 

De igual forma se informa que desde hace casi una década, son mayormente mujeres quienes inician los estudios de arquitectura en España, y actualmente ya son muchas las que cuentan con la edad y cualificaciones necesarias para participar en actividades vinculadas a los premios del CSCAE.

 

Indican también que la legislación española, a través de la Ley Orgánica de Igualdad de 2007, indica que los congresos y premios organizados o financiados por instituciones públicas deben tener una representación equilibrada de hombres y mujeres entre sus jurados y conferenciantes invitados, y al ser un colegio de arquitectos, no se trata propiamente de una institución pública ni de una organización enteramente privada.

 

Finalmente se solicita que en las futuras ediciones de reconocimientos profesionales las mujeres participen activamente durante los procesos para que el talento pueda recibir justo reconocimiento.